Despliega el menú
SD Huesca

Francisco: "El punto sabe a poco"

El técnico de la SD Huesca valoró que "el equipo sigue dando la cara", aunque lamentó la mala primera parte ante el Espanyol.

Francisco Rodríguez, en el RCDE Stadium.
Francisco: "El punto sabe a poco"
EFE/Alejandro García

El técnico de la Sociedad Deportiva Huesca, Francisco Rodríguez, se mostró insatisfecho por el empate logrado ante el Espanyol y con pareceres radicalmente distintos de la primera y la segunda parte. El inicio fue malo en opinión del preparador y la reacción tras el empate anotado por Xabi Etxeita dio paso a una fase esperanzadora que no pudieron culminar los oscenses con su arranque postrero de orgullo y buen fútbol a raíz, como sucedió ante el Athletic el pasado lunes, de los cambios.

Francisco atisbó "dos partes muy distintas. El punto sabe a poco. La primera parte no estuvimos todo lo ajustados que queríamos, llegábamos tarde a sus jugadas en tres cuartos de campo. Aun así no han tenido llegadas claras y han marcado a balón parado" con el tanto de Esteban Granero.

En la segunda parte, "hemos sido competitivos y ganadores y pensamos que podía llegar esa contra para llevarnos el choque. Hay que corregir lo de la primera parte porque no me ha gustado nada". Fue contundente el preparador del Huesca, que vio como le superaba su homónimo, Rubi, en la partida táctica antes del descanso y que los retoques del almeriense, unidos al gol de Etxeita, estuvieron a punto de dar un serio disgusto al cuadro local.

Francisco dinamizó el ataque oscense con las entradas al terreno de juego de David Ferreiro y Cucho Hernández más la anterior de Yangel Herrera por el lesionado Christian Rivera, con un golpe en el codo. "Sí veía la situación con Cucho y David, que han traído transiciones muy buenas en las dos bandas. Se había planificado el partido para llegar con opciones al final. Mientras compitamos así en una situación difícil y lejos de la permanencia el equipo seguirá dando la cara", añadió el técnico.

La primera mitad, insistió, no le había gustado "nada" y así se lo hizo saber a sus futbolistas en el tiempo de descanso. Se quedaba además con que "en cinco partidos hemos recibido dos goles a balón parado y sumamos puntos, no nos valen y queremos conseguir tres la próxima semana ante el Sevilla en El Alcoraz".

Francisco sabía que "estábamos haciendo las cosas bien. Si estamos concentrados el equipo funciona y eso ha faltado en la primera parte. Hemos sido fríos y no puede ser. Luego nos hemos ido arriba y las sensaciones han sido muy diferentes". En ese tramo inicial, el equipo azulgrana "no compitió bien y dio facilidades al Espanyol con balón y ellos tuvieron el control, si bien es cierto que sin crear oportunidades claras".

En cuanto a Rivera, hay que esperar, "me ha trastocado los planes porque no era el cambio pensado y estará en las manos del análisis de los servicios médicos".

Por su parte, el entrenador del Espanyol, Rubi, reconoció que no había acertado con los cambios ni con las decisiones tomadas en la segunda parte, lo que atribuyó a su única responsabilidad. "Eché en falta más velocidad en el juego, no superábamos una línea y esperábamos para conseguirlo. No he visto la intención de hacer sangre", valoró el catalán.

Rubi siempre quiere "ganar y a veces no salen las cosas. El rival está en una buena dinámica pero no me sirve de excusa". Los españolistas se marcharon a casa conscientes de su floja segunda parte y el catalán consideraba "el empate justo por lo visto en 90 minutos, a mi pesar".

Etiquetas
Comentarios