Despliega el menú
SD Huesca

El Besiktas se fija en Rubén Semedo

El defensa luso es uno de los jugadores llamados a dejar el Huesca. Además, la llegada de Brian Oliván se complica.

Semedo, se tapa la boca, en el partido contra el Girona.
Semedo, se tapa la boca, en el partido contra el Girona.
Rafael Gobantes

Es uno de los jugadores con más papeletas para no continuar en la Sociedad Deportiva Huesca en una segunda parte de la temporada que depara múltiples novedades en la entidad altoaragonesa. Rubén Semedo, cedido por el Villarreal, sabe que probablemente su futuro se encuentra lejos de El Alcoraz. Uno de los clubes que lo tienen en su agenda es el Besiktas. Los otomanos andan a la búsqueda de defensas jóvenes que resten años a una zaga con muchas canas y debilitada tras la salida de Pepe y la posible marcha del internacional croata Domagoj Vida, seducido por el fútbol inglés y, especialmente, por el Fulham.

Los blanquinegros tienen dos preferencias, el congoleño Chancel Mbemba y el propio Rubén Semedo. El primero, actualmente sin muchos minutos en el Oporto, al que se incorporó el pasado verano desde el Newcastle, es la opción elegida para cubrir el hueco dejado por Pepe, mientras que la operación del actual azulgrana se activaría en el caso de que Vida haga las maletas.

Para que Semedo acabase en Estambul o en cualquier otro destino, el primer paso debe ser que tanto el Huesca como el Villarreal se pongan de acuerdo en poner fin a su préstamo. El luso cambió el amarillo por el azulgrana el pasado verano en un movimiento en el que no se incluyó cláusula de devolución en el mercado de invierno. De todos modos, no parece que a este respecto pueda haber muchos problemas. Después, los de La Plana, que desembolsaron por él 14 millones de euros al Sporting de Lisboa en 2017, deberían decidir qué hacen con un jugador que no entra en sus planes.

También quedaría por resolver su situación legal. A la capital oscense llegó tras pasar 142 días en prisión acusado de presuntos delitos de homicidio en grado de tentativa, lesiones, amenazas, detención ilegal, tenencia ilícita de armas y robo con violencia. Su salida de la cárcel se produjo de forma condicional y gracias al abono de una fianza de 30.000 euros.

El peso del central en la plantilla de los altoaragoneses ha ido decreciendo con el paso de las semanas. Con Leo Franco en el banquillo, no fue titular hasta la jornada cuatro, aunque después logró ganarse la confianza del técnico, que lo incluyó en su once inicial en todos los demás partidos que aguantó al frente del Huesca. La tónica siguió con el desembarco de Francisco. Sin embargo, a raíz del error que cometió en la visita al Alavés, el 11 de noviembre, que supuso el definitivo 2-1 en el marcador no ha vuelto a jugar en la Liga. Sí que lo hizo en la ida de los 1/16 de final de la Copa del Rey frente al Athletic en San Mamés, pero tuvo que retirarse a la media hora lesionado.

Éste no sería el único azulgrana que puede acabar en Turquía. Serdar Gürler se encuentra en la agenda del Bursaspor.

El Cádiz no facilitará la salida de Brian Oliván

Brian Oliván, uno de los jugadores situados en el punto de mira de la SD Huesca para reforzar el lateral izquierdo y que ya había sido tanteado para cubrir la baja de Luisinho, continuará por ahora en su club, el Cádiz. A pesar de que en un primer momento el jugador no era del agrado de su entrenador, Álvaro Cervera, y de que en el inicio del curso todo parecía indicar que se le buscaría acomodo en otro lugar, ha acabado por convertirse en un valor fundamental para los gaditanos, sextos en Segunda División, y con los que ha disputado las últimas diez jornadas. La única manera de que el barcelonés cambiase de aires sería mediante un traspaso en el que el Cádiz, que se encuentra en una buena situación económica, recuperase los 500.000 euros que pagó por su fichaje al Granada en 2017.

Etiquetas
Comentarios