Despliega el menú
SD Huesca

Rubi: "Gracias por el cariño"

El técnico dirigió al Huesca por última vez en el Carlos Tartiere

Rubi, en su último partido al frente del Huesca.
Rubi, en su último partido al frente del Huesca.
Hugo Álvarez

La sala de prensa del Carlos Tartiere se teñía este sábado de despedida, como no podía ser de otra forma en la última jornada liguera. No por parte de Juan Antonio Anquela, que todo hace indicar que continuará al frente del Oviedo, sino para Joan Francesc ‘Rubi’, que dirigía por última vez a la SD Huesca como entrenador, después de anunciar hace una semana que no continuará al frente del equipo al que ha conseguido ascender por primera vez en su historia a Primera División. Todo hace indicar que será el Espanyol el equipo del que se pondrá al frente el catalán, por eso sus últimas palabras hacia el Huesca, sonaban a «hasta pronto», consciente de que el próximo año volverá a cruzarse con el conjunto oscense, aunque lo hará en condición de rival. «Aprovecho, y lo hago de todo corazón para despedirme. Tanto de vosotros, como de la afición, y de toda la gente tanto de la ciudad y la provincia de Huesca, como de Aragón. Solo puedo decir que muchas gracias por el trato recibido, y ojalá nos encontremos dentro de un año cumpliendo nuestros objetivos», se despedía como entrenador del Huesca, deseando a su ya exequipo que disfrute mucho de la Primera, «porque es una pasada».

El adiós de Rubi dejaba en un segundo plano el partido que se acababa de vivir, y que había impedido al entrenador del Huesca despedirse con victoria, y por tanto, logrando el título de la categoría. «Ha sido el partido que esperábamos, con mucha disputa y mucho duelo. Sabíamos que iba a haber muchas faltas», aseguró el entrenador. «Quitando los diez primeros minutos, luego ya hemos tomado más el control, con esa ocasión de Ferreiro, que podía habernos puesto por delante. Luego ya el Oviedo ha logrado los que para mi han sido sus mejores minutos dentro del partido. En la segunda parte, con tanto parón, es complicado jugar», añadió Rubi haciendo su lectura del encuentro, y destacando que «cada uno ha jugado sus bazas», en relación a esos tramos del partido marcados por las faltas.

Por todo ello, y a pesar de que no se había logrado puntuar, aseguró Rubi que no tenía nada que reprochar a sus hombres sobre su actuación en el Carlos Tartiere. «Era difícil jugar en este campo, y sabíamos que no íbamos a generar muchas ocasiones de gol, aunque igual sí esperaba llegar al final del partido con opciones de ganarlo», confesaba.

No se quiso mojar el entrenador sobre sus preferencias en el ‘play off’ de ascenso, aunque en sus palabras se desprendía cierto alivió por haberlo evitado. «Tengo amigos en los cuatro equipos, quizá con el Numancia es con quien menos relación tengo, pero me ha gustado que se haya metido. No tengo una preferencia, pero sí tengo muy claro que lo voy a disfrutar mucho porque van a ser unos ‘play off’ muy apasionantes», concluía

Anquela, fiel a su discurso

Minutos después comparecía en el mismo lugar el que hace un año era entrenador del Huesca, Juan Antonio Anquela, que había visto como finalmente se le escapaban al Oviedo las opciones de entrar en puestos de promoción, por la diferencia de goles con el Numancia. «Dije desde el primer día que había que luchar hasta el último minuto del último partido y así ha sido, la lástima es que no ha podido ser. Durante todo el año hemos competido, si no estamos ahí es porque en algún momento nos habremos equivocado», dijo Anquela, fiel a su estilo. «Esto es fútbol», concluyó.

Etiquetas
Comentarios