Despliega el menú
SD Huesca
Suscríbete

El Huesca, a confirmar la reacción

Los oscenses, sin Aguilera ni Chimy, buscan este sábado en Tenerife encadenar dos triunfos de nuevo.

Rubi en el momento de subirse al autobús para emprender el viaje hasta Tenerife.
Rubi, subiéndose al autobús del Huesca.
Erika Remiro

Avisó Rubi en su comparecencia posterior a la victoria contra el Barcelona B, el pasado lunes, que pese a lo balsámico del triunfo para las mentes de sus hombres, no quería lanzar las campanas al vuelo, pues el final del bache que atravesaba su equipo pasaba por repetir triunfo este sábado. Y con esa premisa, la de confirmar su reacción, visita el Huesca a partir de las 18.00 el Heliodoro Rodríguez López, para enfrentarse a un Tenerife que se aferra a sus opciones de entrar en ‘play off’. Sumar puntos y pulir sensaciones es el objetivo del cuadro azulgrana, de cara a mantener el paso con la cabeza de la clasificación, e incluso podría suponer volver a puestos de ascenso directo en caso de tropiezo del Rayo Vallecano o Sporting de Gijón, ya que al inicio de la jornada solo separan dos puntos a los líderes de la Segunda División con el Huesca.

Además, con un triunfo este sábado, los oscenses pondrían un 65 en su casillero, lo que según el técnico haría muy difícil que se le pudiera escapar al equipo altoaragonés estar entre los seis primeros al final del curso, pese a lo apretado de la clasificación. Además de suponer la mayor puntuación histórica del club en una temporada regular en Segunda, igualando los números logrados el pasado curso, que hasta el momento marcan el pico del Huesca. Esa cifra en la anterior temporada les permitió a los azulgranas entrar ‘play off’, lo que sirve como clara referencia de las elevadas puntuaciones en las que se mueve la competición este año, que ponen mas caro el ascenso directo de categoría.

Un sueño al que no renuncian los oscenses pese a que el bache de ocho jornadas sin conseguir la victoria al que pusieron fin el pasado lunes sacó al Huesca de las dos primeras plazas de la competición. Esto da a los de Rubi escaso margen de error en esta recta final de la temporada. En ese sentido, el entrenador habló de la importancia moral que podría tener un triunfo esta tarde en tierras canarias, ya sin la evidente tensión que generaba en el vestuario el acumular tantas jornadas sin sumar de tres en tres. Por eso, se presume, y el técnico espera, que el equipo podrá jugar más liberado esta vez, teniendo como referencia el pico de forma que alcanzó el conjunto en los meses de noviembre y diciembre, cuando se encaramó al liderato de la categoría.

En ese tramo fueron determinantes jugadores como Gonzalo Melero o Cucho Hernández, que concentraban entonces la capacidad goleadora del conjunto y que han podido perder frescura dentro del bache que ha atravesado el equipo. Su recuperación se convierte en la principal baza del Huesca en este tramo final, después de que se les viera más entonados en la victoria del pasado lunes contra el Barcelona B.

Sustituto para Chimy Ávila

Respecto a ese encuentro, la convocatoria del Huesca cuenta con una baja destacada, pues Rubi no podrá disponer de Chimy Ávila, que vio la quinta tarjeta amarilla en el partido contra el filial catalán. El argentino no se subía este viernes al avión para visitar las islas, y su ausencia podría ser la única del once azulgrana esta tarde con respecto al que saltó de inicio en la anterior jornada, cuando precisamente fue Chimy uno de los protagonistas, al anotar el segundo gol del Huesca y ejemplificar con su actuación la garra de la que hizo alarde el conjunto altoaragonés para dar la vuelta a un partido que comenzó perdiendo.

Álex Gallar y Álvaro Vadillo se convierten en los principales candidatos para sustituir a Chimy en esta ocasión, y completar la ofensiva oscense. Esto supondrá de manera ineludible matices en la pizarra de Rubi, ya que la dupla formada por el argentino, ahora sancionado, y Cucho Hernández prácticamente suponen disponer de dos puntas, mientras que con Gallar o Vadillo se jugaría más por bandas, con Moi Gómez en la mediapunta y Cucho como hombre más adelantado.

Precisamente era la presencia de este último la única que aseguraba Rubi en su once inicial en su comparecencia previa al partido, en la que no quiso dar pistas sobre cuál será su elección para este sábado. Gallar, que no pudo estar en el encuentro anterior por sanción, parece la opción más probable, reservando a Vadillo como posible revulsivo en la segunda parte.

Tampoco podrá contar Rubi con Aguilera, ya que sufre molestias musculares en el glúteo, que aunque no implican rotura muscular, sí han llevado al cuerpo técnico a apartarlo de la convocatoria, con el fin de que no se agraven. Esta baja no influirá en el once inicial, tomando como referencia el del anterior encuentro, ya que contra el Barcelona B Rubi dejó fuera del conjunto titular a Aguilera, poniendo a Sastre y Melero en el doble pivote. Un sistema que se presume que repetirá en esta ocasión, con Moi Gómez por delante de los dos centrocampistas.

Como aspecto positivo, vuelve a una convocatoria Akapo, tras cuatro meses fuera del grupo tras ser intervenido del menisco externo. El jugador partirá desde el banquillo, aunque según Rubi se encuentra ya próximo a su total recuperación.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión