Despliega el menú
SD Huesca

Más espacio para la gloria

El Huesca recibe a la Cultural Leonesa con la posibilidad de alejarse hasta los 11 puntos del tercer puesto. Los visitantes llegan en descenso

El toledano Jorge Pulido en un entrenamiento de esta semana, junto a su inseparable compañero en el centro de la defensa Jair Amador.
El toledano Jorge Pulido en un entrenamiento de esta semana, junto a su inseparable compañero en el centro de la defensa Jair Amador.
Javier Navarro

Cuando el Huesca salió victorioso del Mini Estadi el 11 de noviembre, después de superar por 0-2 al Barcelona B, lo hizo también estrenando la aureola de líder de la Segunda División. Se había abierto entonces, para el equipo altoaragonés, un sendero que en aquel momento era tan estrecho que no permitía visionar qué se escondía en su final. Poco a poco, el Huesca ha ido ampliando la construcción de su particular vía hacia la gloria. Con el devenir de las semanas, esa senda casi intransitable pasó a configurarse como una carretera comarcal, ahora ya, con doce jornadas al frente de la clasificación, convertida en una nacional de mucha holgura y sin apenas curvas. Pero como el conjunto azulgrana parece empeñado en rebasar cualquier límite, hoy no existe otro planteamiento para el vestuario que el de encadenar una quinta victoria contra la Cultural Leonesa (16.00). Con el 2-1 del Cádiz-Oviedo de ayer -segundo contra tercero-, si el Huesca gana en El Alcoraz se irá hasta los 11 puntos del tercer clasificado. La nacional se habrá desdoblado en una autovía que permitirá a los de Rubi otear con mayor precisión un horizonte de grandeza en Primera.

Con el enorme aliciente de poder dar un nuevo paso firme y decidido en busca de un destino paradisíaco, la tarde en el estadio oscense promete para sus enfervorizados seguidores. Así, las gradas volverán a presentar un magnífico aspecto, puesto que como demostraran en la última cita local contra Osasuna los aficionados del Huesca también están dispuestos a jugar cada partido.

Con 52 puntos acumulados en 25 jornadas y 8 encuentros por disputarse en suelo aragonés, reescribir la historia con el acceso a Primera División depende en gran medida de lo que suceda en El Alcoraz a partir de ahora. El comandante azulgrana bien lo sabe. «Haciendo los deberes en casa estaríamos cerca de poder cumplir un sueño», indicó Rubi el viernes.

«No podemos dejar pasar ninguna oportunidad», esgrimió el técnico barcelonés. Y la oportunidad de esta tarde, clasificatoriamente hablando, se sirve en bandeja de plata para el Huesca. A la finalización del choque serán 16 jornadas por consumirse, de ahí que en el caso de que la victoria se quede en El Alcoraz el margen de maniobra pasará a las dos cifras. Vale que son multitud de puntos los que se deben dilucidar todavía en el siempre enrevesado campeonato liguero de plata, pero la distancia empezaría a levantar un espigado muro entre el líder y los aspirantes a destronarle.

Sin embargo, las conjeturas previas son solamente eso, meras elucubraciones acerca de lo que se podría dar, un escenario grandilocuente en el ático de la tabla clasificatoria. Para llevarlo a la realidad, el Huesca tendrá que derrotar a una Cultural Leonesa cuyo estado de necesidad incrementa en varios puntos su peligrosidad.

Los de Rubén De la Barrera reflejan claroscuros en su trayectoria, especialmente como visitantes. Con una alta capacidad para generar fútbol y buenas dosis de calidad en su zona de vanguardia, son los goles recibidos los que descosen a los blanquillos. Por ahí pretende colarle la tijera el Huesca, un equipo con facilidad para anotar aunque hasta la fecha igualmente certero en sus labores defensivas. Además, en El Alcoraz ha superado el año natural sin perder en liga. A priori el favoritismo apunta hoy a los de casa, que recuperan a Sastre. El balear, Moi Gómez y Ferreiro se disputan dos puestos en el once.

Etiquetas
Comentarios