Despliega el menú
SD Huesca

Huesca-Osasuna: el mejor local contra el visitante más eficiente

Los navarros visitan al líder de nuevo en zona de 'play off', tras lograr cuatro victorias en los últimos cinco partidos.

Rubi da instrucciones a sus jugadores en el entrenamiento de este miércoles en el IES Pirámide.
Rubi da instrucciones a los jugadores de la SD Huesca.
Rafael Gobantes

El Osasuna llega este domingo a El Alcoraz metido de nuevo en los puestos de ‘play off’ y con la confianza reforzada tras haber entrado en una dinámica muy positiva, que les ha sacado del bache de resultados en el que se sumieron en el ecuador de la primera vuelta. Cuatro victorias en los últimos cinco encuentros –solo tropezaron en la disputa del partido aplazado contra el Nástic de Tarragona–, les avalan, y han sido suficientes para que los rojillos entraran de nuevo de lleno en la zona de pelea por el ascenso.

Lo hacen después de caer por debajo del séptimo puesto en la jornada 17 de la competición, cuando no pudieron disputar su encuentro contra el Nástic por la niebla. Tras ello se han pasado seis semanas mirando cada vez más de cerca las posiciones de promoción pero sin conseguir dar el salto. La línea se cruzó el pasado domingo, al vencer 2-1 a la Cultural Leonesa. El Osasuna logró entonces situarse quinto en la clasificación, a cuatro puntos de la zona de ascenso directo, que marca el Cádiz, con 42, y a ocho del líder, el Huesca.

Por tanto, se espera un encuentro de alto voltaje en el campo oscense este domingo, teniendo en cuenta, además, que si los de Rubi son el equipo que ha logrado mejores números en su estadio en lo que llevamos de temporada, con 30 puntos conseguidos en El Alcoraz;los rojillos tienen la misma consideración entre los conjuntos más eficientes a la hora de jugar como visitantes. El Osasuna ha conseguido a domicilio en las 23 jornadas un total de 18 puntos (los mismos que el Nástic de Tarragona?), dos más que el Huesca lejos de su estadio.

El choque de trenes parece más que evidente, y la posibilidad de dejar a un rival directo como los navarros a once puntos en la tabla, un dulce caramelo para el Huesca. Los navarros son conscientes de que la brecha sería muy grande en el caso de que regresaran de vacío de El Alcoraz, y por ello, la semana se plantea como mucha tensión en Tajonar. Era el jugador del Osasuna Manuel Castellano ‘Lillo’, el que comparecía ante los medios ayer tras el entrenamiento y así lo expresaba. No obstante, aseguraba que un empate en el campo del líder, según cómo se desarrolle el encuentro, podría contemplarse como un buen resultado. "Si llegamos al minuto 90 y vamos empate será bueno, pero siempre vamos con la intención de ganar para engancharnos arriba", manifestaba. A la hora de señalar las claves, el jugador navarro apuntó a "mantener la portería a cero" y después "explotar el potencial ofensivo" de la plantilla rojilla. Una valoración similar a la que hacía Luso por parte del Huesca, también ayer tras el enfrentamiento.

El regreso de Herrera y Mérida

Además del atractivo duelo que se presupone para todo espectador, el encuentro del domingo en El Alcoraz supondrá también el regreso al que fue su estadio de dos exazulgranas del que se guarda un grato recuerdo en Huesca. Son el portero Sergio Herrera, traspasado el pasado verano, y Fran Mérida, que disputa su segunda campaña en Pamplona, aunque todavía no ha jugado en el campo oscense como visitante ya que la pasada temporada los navarros estaban en Primera División.

Etiquetas
Comentarios