Despliega el menú
SD Huesca

Números de ascenso directo

Mantener durante toda la temporada el promedio de puntos de estas 15 primeras jornadas asegura a la SD Huesca un puesto entre los dos primeros.

El equipo oscense en un entrenamiento de esta semana.
El equipo oscense en un entrenamiento de esta semana.
Rafael Gobantes

Si el fútbol desplegado por el Huesca en este arranque de la temporada invita a ser muy optimista sobre la capacidad del grupo dirigido por Rubi de luchar por un ascenso de categoría, los números dan todavía más alas a esa posibilidad. Porque aunque el fútbol se empeña muchas veces en romper toda estadística, la trayectoria de los líderes de la competición en las últimas temporadas sigue un patrón definido, sobre todo en lo que respecta a ritmo de puntuación, y el Huesca se ha acomodado dentro de esa senda, que tiene como final un hipotético ascenso directo a Primera División.

El primer objetivo del equipo es sumar 50 puntos. Y así lo han repetido en numerosas ocasiones en la SD Huesca, "y a partir de allí, veremos". Pero parece que esa meta volante que se han marcado en todos los estamentos del club puede alcanzarse mucho antes de lo que se pensaba en los pronósticos más optimistas. De hecho, atendiendo al promedio del conjunto en este arranque de la competición, la permanencia quedaría garantizada en la jornada número 26 –el pasado curso se logró en la 33–. Restarían entonces otras 16 para soñar.

Para soñar con algo muy grande, pues de seguir el ritmo de puntos actual, en base a los 29 logrados en las 15 jornadas, disputadas, el Huesca llegaría al final de la trayectoria regular con algo más de 81 puntos en su casillero. Esta cifra ha asegurado en los últimos cinco años estar entre los dos primeros de la tabla. Solo la brillante temporada que firmó el Deportivo de la Coruña en la campaña 2011/2012 pulveriza esa marca, ya que los gallegos subieron a primera con 91 puntos, seguidos de sus vecinos del Celta de Vigo, que no se quedaron atrás, ya que fueron segundos con 85 puntos.

Al margen de esos números, sorprendentes en ese momento, el resto de años el primero y segundo han sumado ente 85 y 75, aproximadamente. Como ejemplo más reciente, el Levante del pasado año llegó a la última jornada –en la que le venció el Huesca–, con 84 puntos. Le siguió el la clasificación el Girona, con una brecha bastante amplía, ya que los catalanes ascendieron a la máxima categoría tras sumar 70.

Tampoco necesitaron llegar a los 80 los dos conjuntos que ascendieron en la campaña anterior, la 2015/2016. Alavés y Leganés acabaron con 75 y 74 puntos, respectivamente.

"No tenemos vértigo, pero debemos aprovechar para sumar el máximo de puntos posibles en este momento tan bueno que atraviesa el equipo, porque sabemos lo complicada que es la categoría, y que algún bache llegará", decía este jueves Ferreiro respecto a los números oscenses, aunque el acenso directo se perfile cada vez más nítido en el horizonte.

Etiquetas
Comentarios