Despliega el menú
SD Huesca

El Alcoraz, inexpugnable durante más de ocho meses

El Huesca no sufre una derrota como local desde el 4 de febrero, cuando cayó ante el Real Zaragoza (2-3).

Rubi se dirige a sus jugadores durante la sesión de entrenamiento de este miércoles en el IES Pirámide.
Rubi se dirige a sus jugadores durante la sesión de entrenamiento de este miércoles en el IES Pirámide.
Rafael Gobantes

La solvencia como local y una portería con pocos goles encajados son dos de las premisas básicas que colocan a un equipo en la parte alta de la clasificación en la actual Segunda División. Con ocho tantos recibidos, el Huesca de Rubi es el cuarto equipo –empatado con el Numancia– que menos veces ha recogido el balón de su portería. Pero, si por algo se ha distinguido el conjunto oscense en este arranque de campeonato, es por su sobresaliente efectividad de resultados ante su afición. El técnico catalán ha sabido mantener la buena dinámica iniciada por su predecesor, Juan Antonio Anquela, que ha llevado al cuadro altoaragonés a encadenar una dinámica de 15 encuentros consecutivos sin conocer la derrota en liga en su estadio, incluida la primera ronda de ‘play off’ de ascenso ante el Getafe. Un Alcoraz que, más de ocho meses después, continúa inexpugnable en la competición doméstica.

La última derrota en liga de la SD Huesca en su feudo se produjo el pasado 4 de febrero. Tras un día en el que cayó muchísima agua en la capital oscense, que por momentos llegó incluso a poner en duda la disputa del choque, el Real Zaragoza de, todavía, Raúl Agné, superó por dos goles a tres a un Huesca que, de la mano del jienense Anquela, terminaría disputando una histórica fase final por subir a la máxima categoría. El gol de Borja Lázaro dio ventaja a los azulgranas al comienzo de la segunda mitad. Sin embargo, en el tramo final, Dongou en dos ocasiones y Ángel dieron la vuelta a un marcador que maquilló Alexander en los últimos compases del partido.

Esa fue la última ocasión que un equipo visitante celebró una victoria en liga en Huesca (el Valladolid se impuso el pasado 6 de septiembre en la Copa del Rey). Desde entonces, los oscenses acumulan ocho triunfos y siete empates de forma consecutiva, lo que les ha convertido en uno de los conjuntos más potentes como local de la categoría. 15 partidos en los que, además, tan solo el Tenerife y el Getafe han sido capaces de perforar en más de una ocasión la red oscense. Los azulones, de la mano de José Bordalás, lo hicieron en la primera eliminatoria de un ‘play off’ que les terminaría devolviendo un año después de su descenso a Primera División.

Este sábado (16.00), el Huesca recibirá en El Alcoraz a un Cádiz que, diez jornadas después, todavía no ha encontrado la fórmula que le vuelva a colocar en la cabeza de la clasificación. Además de reencontrarse con la victoria –no ganan en liga desde la jornada 4, cuando derrotaron 2-0 al Nástic de Tarragona–, los gaditanos tratarán de asaltar futbolísticamente un Alcoraz que, más de ocho meses después, permanece inexpugnable.

Etiquetas
Comentarios