SD Huesca
Suscríbete por 1€

El Huesca busca su equilibrio

El centro del campo azulgrana cuenta con cuatro piezas, entre las que Rubi quiere encontrar la dupla más solvente. Melero y Lluís Sastre fueron los primeros elegidos.

Rubi, pensativo durante el entrenamiento de ayer, de mucha carga física.
El Huesca busca su equilibrio
Javier Broto

Cualquier entrenador definiría como "bendito problema" el tener que elegir el centro del campo titular para el Huesca esta temporada. Rubi tiene a su disposición a cuatro jugadores para esa demarcación, todos contrastados y con garantías a nivel individual. El reto es saber conjugarlos con la mayor maestría. Lluís Sastre, Melero, Luso y Aguilera comparten demarcación y pelean por hacerse un hueco en la pizarra del nuevo entrenador. Una disputa que se presenta como uno de los principales interrogantes para el partido del próximo sábado contra el Lorca, tanto por las múltiples opciones con las que cuenta el técnico, como por lo vital de dar con la tecla para el equilibrio del juego del conjunto oscense, que pasa por esa zona del campo.

La primera elección de Rubi, el pasado sábado en el debut en Soria, fue la de emparejar a Melero y Lluís Sastre en el doble pivote. Luso se quedó en el banquillo, y Aguilera fue el primer descarte del equipo, viendo el encuentro desde la grada junto a Íñigo López. Una opción que no terminó de cuajar sobre el césped, ya que el perfil de los dos mediocentros titulares, de más proyección en ataque, hizo que fueran menos las ayudas defensivas a una última línea que también se estrenaba y acusó la falta de rodaje.

Al margen de los resultados de la elección, una de las preguntas que más suscitó la primera convocatoria de Rubi fueron los motivo de dejar fuera de la lista a Aguilera, que se había convertido en la bisagra del equipo en el curso anterior. De hecho, de los más de 40 encuentros que disputó el madrileño, apenas fueron diez los que finalizaron con derrota. Aunque en un principió se pensó que el jugador podía no estar a punto físicamente, su participación en los entrenamientos posteriores demuestran que su ausencia se debía a una decisión técnica, de un Rubi que quiso premiar el buen trabajo de pretemporada de algunos hombres como Lluís Sastre o Camacho, que también fue titular como mediapunta.

Dejando a un lado esos posibles méritos y en base a la fórmula de ‘prueba y error’, en el entrenamiento de ayer, celebrado en el instituto Montearagón, el técnico colocó a Aguilera junto a Melero en un equipo, y en el otro a Lluís Sastre con Luso. Este último todavía no ha debutado como azulgrana en partido oficial, pero su participación en pretemporada llevan a situarlo como un jugador de perfil más similar al de Aguilera, con unas cualidades más defensivas que las de Melero o Sastre.

Al margen de ello, otra opción que se presenta es la de un trivote, que permita utilizar a tres jugadores dibujando un triángulo, colocando al más adelantado casi de mediapunta. Una opción que no ha probado todavía Rubi, que se muestra fiel al 4-2-3-1.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión