Despliega el menú
Real Zaragoza

​Alegría contenida tras la victoria ante Las Palmas

Los jugadores del Real Zaragoza aseguran que no hay nada hecho y solo piensan en volver a ganar el domingo pare certificar el ascenso a Primera.

Los jugadores del Real Zaragoza, en el entrenamiento de este jueves
Los jugadores del Real Zaragoza, en el entrenamiento de este jueves
J. L. G.

Las caras de los jugadores del Real Zaragoza en el entrenamiento de este jueves eran el reflejo del marcador de La Romareda (3-1) tras el partido contra Las Palmas. La satisfacción y la felicidad de la plantilla era evidente en una suave sesión de recuperación con la mente ya en el partido del próximo domingo, en el que los blanquillos se jugarán, esta vez de forma definitiva, el ascenso a Primera División.

Sin embargo, la alegría ya deja paso a la responsabilidad. El vestuario es consciente de que es necesario contener la euforia, igual que ocurriera tras la remontada de Montilivi. El mensaje del vestuario es que, pese a la remontada y el buen resultado, todavía no se ha logrado nada. El ascenso está a un solo paso, pero hay que darlo en el Estadio de Gran Canaria, un campo complicado que, como este miércoles La Romareda, estará lleno hasta la bandera para recibir al Real Zaragoza.

"No hay nada cerrado. Tenemos una ventaja, pero hay que salir a ganar en Las Palmas", aseguraba Popovic tras el encuentro, cuando todavía era difícil contener la alegría por la victoria. Dorca, ya unas horas después, no cambiaba el discurso: "Era un partido importante y el resultado fue positivo, pero no hemos hecho nada. Ellos son muy fuertes y tenemos que pensar que estamos a solo 90 minutos, pero que será duro", aseguraba el centrocampista, quien añadía que "un partido así hay que plantearlo como si no lleváramos ventaja. Sí vas con la mentalidad de que te pueden marcar uno te lo marcan seguro".

Suave entrenamiento para los titulares

Los jugadores que este miércoles disputaron más minutos, como es habitual, apenas trotaron un cuarto de hora en los campos de entrenamiento de la ciudad deportiva y completaron la recuperación en el gimnasio. Dorca y Eldin, por ejemplo, ni siquiera salieron a correr junto a sus compañeros, aunque su estado es bueno y podrán jugar el próximo domingo. 

El resto de la plantilla sí se ejercitó más tiempo sobre el césped, aunque en una sesión con nula carga física y mucho balón. En este segundo grupo estuvieron aquellos que no jugaron, como Lolo, Rubén o Borja Bastón, y los que menos minutos disputaron, como Cabrera, Basha o Javi Álamo. El canario, de hecho, tuvo que retirarse antes de tiempo por unas molestias. Poco después, apareció con hielo en la zona de la rodilla, aunque todo apunta a que estará disponible para el último y definitivo duelo de este 'play off'-

Etiquetas