Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

La importancia del ascenso

Los motivos económicos apremian al Real Zaragoza a volver a Primera. En Segunda, la situación sería "compleja".

El presidente, Christian Lapetra, y el consejero Fernando Rodrigo
La importancia del ascenso
J. M. Marco

El ascenso a Primera División no solo sería una tremenda alegría para la afición del Real Zaragoza, sino también un enorme alivio para la situación económica que atraviesa el club. El objetivo es complicado, y más tras lo ocurrido el pasado verano, pero más necesario que nunca tras el acuerdo firmado con Hacienda, que obliga al Real Zaragoza a pagar más de 30 millones de euros en un plazo de entre cinco y ocho años. El aumento de ingresos en la máxima categoría, sobre todo en lo referentes a derechos de televisión, permitirían al club aragonés hacer frente a sus compromisos con mayores garantías.

En el convenio, el Real Zaragoza ha comprometido con Hacienda a devolver los 22,6 millones de deuda vencida durante las próximas temporadas, lo que obligaría al club a pagar 2,3 millones al año si el equipo está en Segunda División y 3,7 anuales si logra el ascenso a Primera. Si se incluye también la deuda no vencida (7,9 millones de euros), las cuantías subirían a 4 millones en la categoría de plata y 5,4 en la élite del fútbol español. La diferencia de obligaciones, de 1,4 millones entre un escenario y otro, no es comparable a la que habría entre los ingresos en una u otra categoría.

El propio consejero del área económica del Real Zaragoza, Fernando Rodrigo, admitía el pasado martes los apuros que pasaría el club para atender a todos sus compromisos en Segunda División. Si se logra el ascenso, el futuro sería más esperanzador y los problemas económicos, menos preocupantes. "En Primera División, y dentro de los escenarios presupuestarios que hemos definido, teniendo los pies en el suelo y poniendo en marcha todas las medidas de ajuste que hemos diseñado desde julio, tenemos toda la confianza en poder cumplir sin muchos trastornos de caja con los compromisos que se derivan de este acuerdo singular. En Primera, en el plazo de cinco años habremos devuelto la integridad de la deuda con Hacienda", aseguraba Rodrigo.

El consejero también exponía cómo cambiaría el escenario si el Real Zaragoza sigue donde está un año más: "La situación económica en Segunda División, el año que viene, sería una situación de tesorería muy compleja que nos obligaría a buscar recursos adicionales para poder atender las obligaciones de pago que se derivan de este convenio, porque es obvio que los ingresos en Segunda no dan para atender todos los gastos de explotación y además las obligaciones derivadas del convenio".

Etiquetas