Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

La vida en 90 minutos

El Real Zaragoza, igual que Granada, Rayo, Villarreal y Sporting, se juega algo más que la temporada en una última jornada que promete emociones fuertes.

Real Zaragoza - Racing de Santander
Real Zaragoza - Racing de Santander_5
TONI GALÁN/ A PHOTO AGENCY

Tres puntos, la temporada, y casi la vida. Todo eso se juega el Real Zaragoza en los últimos 90 minutos de la Liga, una jornada que promete emociones fuertes y que repartirá alegrías y penas por toda la geografía española. Cuando la Liga anuncia su enésimo final, el miedo y la esperanza se confunden entre los colores de las cinco aficiones implicadas en la pelea.

A la del club aragonés, que peregrinará a Getafe para celebrar una resurrección impensable y todavía parcial, se le ha unido la del Granada, que en el último partido se autocondenó al sufrimiento con un gol en propia puerta en los minutos finales. Todavía mayor ha sido el descalabro del Rayo, que solo ha sumado tres de los últimos 30 puntos y llega a la jornada final con el agua en el cuello y el miedo en la grada. También hay pánico en Villarreal, un equipo de 'Champions' que puede acabar en Segunda, y solo queda esperanza en El Molinón. El Sporting, que solo cuenta con una opción entre más de 80 posibilidades, tiene mucho que ganar y poco que perder.

Este domingo, a partir de las 20.00, los cinco equipos se repartirán las dos temidas plazas de descenso que quedan por adjudicar después de que el Racing de Santander consumara su particular desastre hace ya varias jornadas. Todos dependen de sí mismos, excepto el conjunto asturiano, cuya salvación se agarra a una difícil carambola que solo llevaría la gloria a Gijón si gana al Málaga y tanto Zaragoza como Rayo pierden sus respectivos encuentros.

Al Granada le vale el empate y el resto de equipos se salvarán seguro si logran la victoria. Sin embargo, los andaluces visitan al Rayo en el único duelo directo en la lucha por evitar el descenso, un partido que promete ser dramático y en el que los transistores acapararán tanta atención como el propio terreno de juego. Si Real Zaragoza y Villarreal ganan, uno de los dos equipos que se enfrentan en el Estadio de Vallecas descenderá seguro.

Pero si alguien está en el ojo del huracán es el equipo dirigido por Agapito Iglesias. Y no solo por las numerosas sospechas que tanto desde los despachos de varios clubes como desde la propia Liga se han encargado de infundir. Una derrota del Real Zaragoza salvaría automáticamente a Granada y Villarreal, permitiría soñar al Sporting y solo afectaría al Rayo en el caso de la improbable carambola que beneficiaría al conjunto de Clemente.

Getafe y Zaragoza, bajo presión

De hecho, la mayoría de los equipos inmersos en la lucha con el club aragonés se han encargado de presionar a su rival, el Getafe de Luis García, que ya no se juega nada salvo en la quiniela de las sospechas y los presuntos maletines que protagonizan cada final de Liga. “De ese partido solo me fío de los jugadores, del entrenador y del presidente del Getafe”, aseguraba el dirigente del Granada, Quique Pina, quien ha cargado con todo su miedo sobre el Real Zaragoza y su máximo accionista, al que ha llegado a acusar de adulterar la competición.

Sin embargo, en Zaragoza solo se piensa en términos de fútbol. La afición, después de otra temporada de sufrimiento, se ha vuelto a volcar con un equipo que merece salvarse aunque solo sea por su jugador número 12.

Etiquetas