Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

Real Zaragoza

Jiménez: "Nuestros maletines son las 35.000 almas arropando a su equipo"

El entrenador quiso frenar la polémica alentada desde Granada y aseguró que ?no conozco otra manera de conseguir cosas en el fútbol que no sea compitiendo?.

Jiménez fotografiándose con los aficionados
Jiménez fotografiándose con los aficionados
GUILLERMO MESTRE

Manolo Jiménez no quiere relajaciones ni triunfalismos de ningún tipo. Así lo hizo saber en su comparecencia previa al choque que los aragoneses celebrarán este sábado, a las 21.00, ante el Racing. “Hemos cambiado un poco el discurso. Antes se hablaba de una final y ahora es la final”, enfatizó el técnico para demostrar la importancia de la cita.

Las circunstancias del rival, ya descendido, hacen desconfiar al técnico andaluz, que calificó de “partido trampa” el compromiso. “Cuando los jugadores juegan sin presión puede que sea un equipo que no tenga intensidad o todo lo contrario, que jueguen con muchísima intensidad y lo intenten todo. A mi este tipo de partidos no me gustan”, declaró. Transmitiendo una idea clara, hasta que no señale el colegiado no hay nada seguro.

De lo que no tiene ninguna duda es del trabajo realizado para llegar hasta esta situación. Por eso, el de Arahal quiso defender a los suyos ante las graves sospechas levantadas desde Granada. Juan Carlos Cordero, director deportivo del club nazarí, calificó de “extraños” los últimos resultados del Real Zaragoza. Acusaciones para las que Jiménez recomendó “ver los últimos partidos” del conjunto aragonés. “Podríamos estar entre el quinto o el sexto puesto si solo se contase la segunda vuelta. Hemos ganado al Villarreal, que se lo jugaba todo, al Atlético, al Levante...”, recordó. Señalando la lista de víctimas blanquillas, compuesta fundamentalmente por equipos de la parte alta de la tabla.

“Se pone en duda el esfuerzo de jugadores y afición, y por ahí no paso”, prosiguió Jiménez para, finalmente, afirmar que “llevo muchísimos años siendo profesional del fútbol y desconozco esa situación. Nunca he visto nada parecido a lo que se dice. Y como yo lo desconozco eso que habla este señor, seguramente cuando él habla será porque lo ha vivido”.

Rematar la faena

Llegados a este punto, a dos jornadas para terminar la temporada y con posibilidades reales de lograr la salvación, Jiménez echó la vista atrás. Rememorando su llegada, cuando todo lo exigido era el recuperar el honor extraviado. “Recordad cuando decíamos en enero que había que remar aunque después nos quedáramos en la orilla. Esas palabras ahora serían una jodienda pero, por lo menos, hemos intentado salir del río”, reflexionó. Aunque el de Arahal no se conforma: “ Una vez aquí, sería muy duro morir. Como dicen en los 'western', morir con las botas puestas es un honor. Aunque vamos a intentar no morir”.

Para ello, por penúltima vez, el preparador hispalense vuelve a pedir a sus pupilos “salir a intentar ganar”. Una exigencia para la que contará con una motivación especial, la de una Romareda llena hasta la bandera, creyente en las posibilidades de los aragoneses. “Nuestros maletines son 35.000 almas arropando a su equipo y veintitantos futbolistas dejándose el alma por esos aficionados y este escudo”, afirmó de manera tajante.

Etiquetas