Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Cordero se atasca en la ‘Operación salida’ y aún no puede fichar

Los problemas para liberar fichas y salarios impiden al Zaragoza rematar la llegada de Manu Vallejo, incorporación en la que concentra ahora esfuerzos el club aragonés.

Juan Carlos Cordero entra en la sala de prensa de La Romareda por primera vez, este lunes.
Juan Carlos Cordero entra en la sala de prensa de La Romareda por primera vez, este lunes.
Francisco Jiménez

El Real Zaragoza sigue en manos de las salidas que continúan en el aire. El bloqueo en las diferentes operaciones con los futbolistas prescindibles como Petrovic, James Igbekeme, Quinteros e incluso Manu Molina tienen paralizado el movimiento de fichajes, donde Manu Vallejo, su cesión desde el Girona, es el objetivo absoluto.

Juan Carlos Cordero ha designado esta incorporación como el eje central de la estrategia de mercado en la semana que resta por delante, el futbolista en el que se van a concentrar todos los esfuerzos económicos. Es el fichaje prioritario, y el director deportivo va a destinar todos los recursos salariales posibles a la llegada del extremo izquierdo gaditano, incluso sacrificando, si es preciso, el refuerzo de otras posiciones mejor cubiertas, como la delantera o el centro de la defensa.

El Real Zaragoza ya ha diseñado la estructura económica de la cesión y así se lo ha hecho llegar al Girona, que tiene previsto dar una respuesta definitiva seguramente antes del fin de semana. En todo caso, los candidatos ya están delimitados: el Zaragoza o el Real Oviedo se han quedado en un mano a mano en la puja, una cuestión que el Girona está haciendo valer en la negociación, y en la que el Oviedo está forzando la máquina de la mano de su entrenador Álvaro Cervera, quien dirigió a Vallejo en el Cádiz. Al final de este martes, la sensación era que el Oviedo tiene ligera ventaja por esta razón, más que por cuestiones económicas.

El coste salarial de Manu Vallejo, aun en media temporada, es elevado para los estándares de la categoría. El Zaragoza está dispuesto a asumir las peticiones del Girona, pero la clave de la operación no solo está en la tesorería que tenga el club para hacer frente a un futbolista de esta cotización, sino también en las reglas de control económico: sea cual sea el porcentaje del salario de Manu Vallejo del que se haga cargo finalmente el Zaragoza, LaLiga le computará el 50% de esas cantidades aún pendientes de percibir hasta junio. El otro 50% se le computará, en este caso, al club de procedencia de la cesión, el Girona.

Para que todo cuadre y el Zaragoza le pueda dar el empujón definitivo a la negociación es vital que el Zaragoza aligere masa salarial todo lo posible. Tiene que abrir hueco en términos de sueldos y de fichas libres -necesita al menos una- con las salidas de los jugadores que ya no entran en los planes del club.

Por eso, ahora mismo, Juan Carlos Cordero se encuentra atado de pies y manos para rematar la llegada de Manu Vallejo. Necesita desbloquear algún acuerdo con James o Petrovic, sobre todo, con estos dos, pues liberarían la cantidad suficiente para echar el resto por el extremo izquierdo del Girona. En este sentido, el tiempo juega en contra del Zaragoza, pues el Oviedo, tras rescindir a ayer a Marcos Sangalli, puede acelerar un acuerdo con el Girona. El club aragonés le ha hecho saber a Manu Vallejo que aguarde unos días hasta que pueda resolver las salidas del centrocampista nigeriano o del pivote serbio.

La salida de James Igbekeme está bien perfilada con destino al Lugo, club que aspira a su cesión. El Zaragoza está empujando para que el futbolista acepte esa propuesta, aunque también maneja el interés de clubes de ligas europeas menores. Igbekeme ya le ha hecho saber al Zaragoza que su intención es salir, así que su postura actual se encuadraría en apurar al máximo los tiempos para obtener una oferta mejor o la carta de libertad del Zaragoza con el abono de una compensación económica, pues tiene todavía garantizado un año y medio de contrato.

En el caso de Petrovic, tiene opciones fuera de España, pero por razones particulares no está convencido de moverse ahora de Zaragoza y prefiere agotar su contrato hasta el 30 de junio. De cómo se gestiones esta situación depende en gran medida la capacidad del club aragonés para moverse en esta recta final del mercado.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión