Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

real zaragoza

Zapater: "Hay que ponerse en modo supervivencia: 50 puntos cuanto antes"

Después de cumplir 400 partidos oficiales con el Real Zaragoza, el capitán advierte del estado crítico del equipo y admite las vergüenzas de la eliminación copera 

Alberto Zapater, en su comparecencia de este martes en la Ciudad Deportiva
Alberto Zapater, en su comparecencia de este martes en la Ciudad Deportiva
Francisco Jiménez

Alberto Zapater entró el pasado fin de semana en la orla de los zaragocistas con 400 partidos jugados. Un honor al que solo han tenido acceso en la historia del club las leyendas de José Luis Violeta y Xavi Aguado. Al capitán, en todo caso, le entran pocas ganas de celebrar nada: “Es historia negativa”, afirmó este martes en la Ciudad Deportiva.

Lo asegura así porque lo siente así después de la dura derrota contra el Diocesano, una eliminación inexplicable y prematura que ha abierto las carnes del zaragocismo. Zapater aceptó la deshora y la hizo suya: "El vestuario está como tiene que estar, que es avergonzado. Lo del otro día es algo que pasa todos los años en Copa, les ha pasado a otros equipos, pero me da igual. El club tiene una historia, tiene unas Copas del Rey y esto no puede pasar. Esos partidos hay que ganarlos como sea, no lo hicimos y no hay excusa posible. El jugador tiene que sentir responsabilidad y vergüenza , y así me siento yo. No te puede eliminar un equipo de otra categoría. Estamos en una situación complicada. Tenemos entrenador nuevo y lo del otro día nos avergüenza".

Así de claro fue Zapater, a su estilo, sin rodeos, en el día en el que el club decidió que fuera el encargado, como casi siempre, de soportar sobre los hombros el peso de los malos momentos. El ejeano, en todo caso, cumple con ese papel. Nadie mejor que él en la plantilla conoce las almas rotas del zaragocismo tras episodios como el de Cáceres. "Siento vergüenza cuando llevo a mis hijos al colegio, me ha dado vergüenza bajar del coche. Cualquier cosa que diga va a parecer excusa y no la hay. Esos partidos hay que ganarlos. Nos cuesta mucho generar y hacer gol y esos partidos no puedes encajar, a partir de ahí, o lo solucionas rápido o nos pasa lo que nos pasó", analizó.

Zapater reconoce que la derrota de Cáceres debe ser el punto de partida de un renacimiento. "Para mí lo del Diocesano es tocar fondo. Nos cambian de entrenador y perdemos ante un equipo de inferior categoría en primera ronda. Tenemos que dar un paso adelante entre todos, saber qué objetivo tenemos. No creo que podamos mirar mucho más allá, hay que fijar los objetivos a corto plazo, poner todas nuestras energías en el partido ante el Málaga y pedirle perdón a la afición. Que un aficionado sienta vergüenza por ser del Zaragoza es lo peor que puede pasar. Los necesitamos; no podemos pedirle nada a la gente pero necesitamos que el sábado nuestro rival sea solo uno: el Málaga”, advirtió el capitán del equipo aragonés.

Alberto Zapater, en su comparecencia de este martes en la Ciudad Deportiva
Alberto Zapater, en su comparecencia de este martes en la Ciudad Deportiva
Francisco Jiménez

Desde su regreso al Real Zaragoza en 2016, con el club ya en Segunda, pocas temporadas se ha librado de sufrir pasajes como el actual: crisis de resultados, destituciones de entrenadores, debates sobre las capacidades de la plantilla, peticiones de revolución en el mercado invernal… Una rueda que no se detiene y a la que Zapater trató de encontrarle una explicación: “Somos un club histórico, con una expectativa altísima, ilusiones renovadas y desbordadas. Este año eso era imposible de parar por la llegada de la nueva propiedad con ilusiones renovadas y su esfuerzo económico. Ha venido gente nueva, no intoxicada por el 'mundo Zaragoza'. Y cuando no se cumplen las expectativas pesa más cada semana. No es lo mismo gestionarlas en el Málaga o en el Zaragoza que en otros equipos. Para bien o para mal esto es el Real Zaragoza, son muchos años en Segunda y es complicado para todos. Hay que valorar cada punto. Que no venga el Lugo y no valoremos sacar un empate contra ellos. Tenemos que sacar 50 puntos cuanto antes sin esperar a vernos abajo”, explicó.

De sus 400 partidos, Zapater, de 37 años, entendió que no es el momento de darles relevancia. “Sigo teniendo la misma mentalidad que cuando empecé, así que me dan igual esos partidos. Los voy a recordar por lo que pasó el otro día, historia negativa. No voy más allá de pensar en el siguiente partido. Tenemos que tener la responsabilidad que nos toca. Tenemos que ponernos en modo supervivencia, el partido ante el Málaga es vital para nosotros. Vital, vital. Lo tenemos que sacar. No pienso en el número de partidos que llevo. Me siento avergonzado por la eliminación copera y tenemos que ponernos en modo liga porque estamos jugando ante un rival directo, un club histórica cuya realidad no va de la mano con su historia. Están un poco como nosotros”, indicó.

Alberto Zapater, en su comparecencia de este martes en la Ciudad Deportiva
Alberto Zapater, en su comparecencia de este martes en la Ciudad Deportiva
Francisco Jiménez

Zapater comparte el análisis de Escribá de los problemas del equipo. “Nos cuesta mucho generar y hacer gol”, evaluó. Aunque considera que aún es pronto para resaltar diferencias relevantes entre el nuevo técnico y Carcedo: “"Tenemos que pensar en qué estamos haciendo mal. Si pensamos que el entrenador nuevo va a venir con una varita mágica... eso en el fútbol actual no pasa. Cuando técnico se va es culpa de todos. Ahora, llevamos pocos días con Escribá. Hay variaciones de presión, de tener el balón. Trabajamos tres o cuatro días y esta semana ya será muy importante. Imagino que nos querrá dar alguna solución, aportar cosas distintas y con más tiempo podría contestar mejor a esa pregunta", finalizó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión