Real Zaragoza
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Gaizka Garitano, hoy entrenador del Eibar, llevó el '9' de los armeros en la liga 2002-03

El técnico vasco jugó en la primera visita eibarresa a La Romareda en liga, hace 19 años, cuando el Real Zaragoza de Paco Flores los derrotó por 2-0. Repitió con el Alavés en 2008... y ¡marcó dos goles!

Gaizka Garitano, el '9' del Eibar en la liga 2002-03, pelea un balón con el zaragocista Komljenovic. En el suelo, el portero eibarrés, que era el zaragozano Moso.
Gaizka Garitano, el '9' del Eibar en la liga 2002-03, con la muñeca derecha vendada, pelea un balón con el zaragocista Komljenovic. En el suelo, el portero eibarrés, que era el zaragozano Moso.
HA

Gaizka Garitano, el entrenador del Eibar, vuelve en las próximas horas a La Romareda al frente de un equipo que ejerce de favorito para el ascenso, después de descender de Primera el pasado mes de mayo. El técnico vizcaíno de 46 años, de Derio, es sobrino del exzaragocista Ander Garitano e hijo de Ángel Garitano 'Ondarru', segundo entrenador del Álavés con José Manuel Esnal 'Mané' en la época más gloriosa de los vitorianos. 

Y este Garitano (no confundir con Asier, el despedido preparador del Leganés, que nada tiene que ver con la familia) se presenta en diciembre de 2021 en La Romareda con una singularidad: él estuvo presente, con el mismo Eibar, en la primera visita del equipo guipuzcoano en liga al estadio zaragocista en toda la historia, algo que tuvo lugar en la temporada 2002-03, hace 19 años, cuando el Real Zaragoza descendió por primera vez desde los años setenta, aún con Alfonso Soláns al frente de la SAD, y participó en la división de plata bajo la dirección técnica de Paco Flores. 

Garitano, junto a su compañero Fagoaga con sangre en la nariz, en una tangana con los jugadores zaragocistas. Se ve a Paco Jémez, Cani y Vellisca.
Garitano, junto a su compañero Fagoaga con sangre en la nariz, en una tangana con los jugadores zaragocistas. Se ve a Paco Jémez, Cani y Vellisca.
HA

Gaizka Garitano era entonces el jugador más destacado de un modesto y apurado Eibar que entrenaba el mítico Blas Ciarreta, quien lo había ascendido de Segunda B con un grupo basado en jugadores de la región, con la modestia por bandera. Lucía el '9' en su dorsal, aunque no era delantero centro sino mediapunta de mucha movilidad y bravura. Perdió el Eibar, ganó el Real Zaragoza 2-0, en la tarde del 20 de abril de 2003, ya en la jornada 32, con goles de Galletti (min. 50) y Yordi (min. 84). 

El partido fue tosco, duro por momentos. Aquel Real Zaragoza de Flores no se achantaba ante equipos rocosos. Si había cera, en el equipo blanquillo surgían gladiadores bien adiestrados para el cuerpo a cuerpo: Paco Jémez, Komljenovic, Juanele, Yordi, David Pirri... Hubo varias tanganas y, en ellas, Garitano siempre apareció, con carisma, en defensa de sus colegas Sarriegui, Zubizarreta, Uranga, Fagoaga, Uriz, Urcelay, Aitor... una especie de Amorebieta, en versión principios de siglo XXI. Solo dos futbolistas azulgranas se salían de la norma: el ruso Lediakhov (ex del Sporting de Gijón y mundialista) y, curiosamente en un equipo de Euskadi, el portero, que era cedido por el Real Zaragoza, Joaquín Moso, y no era de la tierra norteña, siempre tan prolífica en guardametas. 

De aquel episodio de 2003, solo Gaizka Garitano va a repetir este lunes presencia sobre el césped de La Romareda. Entonces como futbolista, ahora como entrenador abanderado de un mucho más grande Eibar. En las filas zaragocistas, los que más se le van a aproximar son Cuartero (si acude al palco), que es hoy el director general del Real Zaragoza y ese día fue lateral derecho blanquillo, y Láinez, que suele estar en la tribuna de prensa como comentarista de Aragón Radio y que entonces fue el portero del equipo aragonés. 

​Bigoleador en La Romareda con el Alavés en 2008

Volvió Gaizka Garitano a jugar de nuevo en La Romareda cinco años más tarde, en 2008, militando entonces en el Deportivo Alavés. El Real Zaragoza había vuelto a bajar a Segunda, esta vez ya con Agapito Iglesias al frente de la entidad y con Marcelino García Toral como entrenador estrella. 

El día de la víspera del Pilar de ese año, el cuadro blanquillo ganó 4-2 a los vitorianos... cuyos dos goles -inútiles- los marcó Gaizka Garitano, su jugador más destacado con diferencia sobre los demás. Los goles zaragocistas que neutralizaron aquella buena noche anotadora de Garitano los firmaron Oliveira (2), Jorge López y Caffa. Aquel partido ha pasado a la historia como el único que jugó Fabio Coentrao como zaragocista, ese portugués que luego jugó en el Real Madrid y en la selección exitosa de Portugal y que aquí fue un fiasco y una rareza, con apenas 19 años. 

Gaizka Garitano salta con el central zaragocista Pavón, en el Real Zaragoza-Alavés de 2008.
Gaizka Garitano salta con el central zaragocista Pavón, en el Real Zaragoza-Alavés de 2008.
HA

En aquel Alavés que tutelaba Salmerón apenas quedaban vestigios del equipo albiazul que fue subcampeón de la UEFA ante el Liverpool. Solo el argentino Astudillo, colega en la medular de Garitano. Ahora, en 2021 (casi ya 2022), solo se va a encontrar en las filas zaragozanas con Zapater

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión