Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

REAL ZARAGOZA

Jim acude a un partido de simulacro entre la plantilla para afinar los fallos tácticos

El entrenamiento de este miércoles fue un duelo real de once contra once (blanquillos contra avispas) en el que se trabajaron con fútbol de verdad las carencias mostradas ante el Ibiza y el Valladolid. 

Nieto pugna con Igbekeme en una jugada del partidillo disputado en la mañana de este miércoles por la plantilla del Real Zaragoza en la Ciudad Deportiva.
Nieto pugna con Igbekeme en una jugada del partidillo disputado en la mañana de este miércoles por la plantilla del Real Zaragoza en la Ciudad Deportiva.
Tino Gil/RZ

Lo más parecido a un partido de verdad, de los de competición, es un partidillo de entrenamiento. Y cuando es necesario poner sobre el césped cuestiones mayores de índole táctica y técnica, lo mejor para una plantilla es jugar muchos partidos para entender lo que se quiere hacer y, sobre todo, para analizar in situ todo lo que se hace mal. Así que, después de los dos patinazos del Real Zaragoza en las primeras dos jornadas ligueras ante el Ibiza y el Real Valladolid, este miércoles, Juan Ignacio Martínez 'Jim', en entrenador del cuadro aragonés, acudió a esta fórmula para tratar de meter en vena a sus pupilos las rectificaciones que son necesarias para no volver a estrellarse el lunes, en la jornada 3, frente al Cartagena en La Romareda.

Jim fundamentó el ensayo matinal de este 25 de agosto en un partido de simulacro con hechuras de verdadero. Once futbolistas vistieron de blanquillo, otros once de avispa (negro y amarillo), dando cierta solemnidad al trabajo de este día, más importante de lo que se podía imaginar antes de verlo y llevarlo a cabo. 

Con Cristian Álvarez y Francés trabajando al margen, recuperándose de sus dolencias físicas para llegar a tiempo de disputar el duelo ante los cartageneros en cinco días, Jim dispuso así sus dos equipos: de blanco, formaron Acín; Ángel López, Lluís López, Nieto, Chavarría; Eguaras, Zapater, Adrián González; Bermejo, Narváez; y Álvaro Giménez. Y de avispa jugaron Ratón; Gámez, Clemente, Jair, Puche; Petrovic, Ros, Igbekeme; Francho, Sainz; y Azón. 

Jim permitió a los medios de comunicación ver prácticamente entera la primera parte de este ensayo de calidad en esta semana intensa de entrenamientos. El marcador, pura anécdota si se quiere, fue de 3-0 favorable a los avispas, con goles de Azón, Sainz y Francho. De la resolución final del tanteador, que era lo menos relevante de la mañana, no ha informado el club. 

Lo fundamental en este especial entrenamiento era que las piezas que maneja Jim, en un engranaje en el que deben ensamblarse en positivo cuanto antes los recién llegados para reforzar el plantel -Petrovic, López, Sainz y Giménez-, vayan poniendo en juego sus virtudes, individuales y colectivas. Y, simultáneamente, que se dejen de lado progresivamente y cuanto antes los viejos defectos del Zaragoza del curso pasado, que han sido decisivos para volver a no ganar en los dos primeros choques de este curso nuevo: falta de gol, incapacidad combinativa, lentitud en el manejo del balón, poca clarividencia en los pases profundos y, de vez en cuando, blandura defensiva clave para encajar goles de derrota, caso de Valladolid. Todo esto se ha revisado en la matinal de este miércoles en un útil ensayo práctico, sin vídeos ni datos de GPS interpretados por los ingenieros del fútbol moderno. Lo que se hace en la hierba es lo único indiscutible. Lo demás, blablablá. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión