Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Los 'pelillos a la mar' de Jair con el asunto de los posibles problemas físicos del equipo

Las declaraciones de Eguaras en Valladolid, repicando lo dicho por el entrenador, Jim, en el análisis del partido del Ibiza en el que adujo que "el equipo corre mucho, incluso mal", han tenido el contrapunto del central.

Jair, en pleno esfuerzo en un entrenamiento reciente.
Jair, en pleno esfuerzo en un entrenamiento reciente.
Toni Galán

Jair Amador fue uno de los jugadores sustituidos el viernes pasado en Valladolid. Su cambio llegó al sentir una sobrecarga en los gemelos que advirtió al banquillo. Le ocurrió en la recta final del choque, en el minuto 82. De inmediato, Juan Ignacio Martínez 'Jim', el entrenador del Real Zaragoza, lo relevó por el debutante Lluís López. Un lance normal del juego que, al concluir el choque, sobre el mismo césped, Íñigo Eguaras elevó a algo más relevante en el día a día del equipo en sus declaraciones a la cadena Vamos de Movistar, la que televisó el partido de Zorrilla. 

Fueron las ya manidas palabras de Eguaras en las que advertía de que algo estaba mal en el ámbito físico, pues el equipo podía estar "corriendo mucho o mal". El navarro expuso en su frase (que estaba recogida de un aviso del entrenador, Jim, en la previa del partido y en alusión a lo ocurrido en el choque anterir contra el Ibiza) que no era normal que él y algunos compañeros manifestaran problemas físicos. "Yo estoy con los gemelos, varios compañeros están con los gemelos. Habrá que darle una vuelta con el cuerpo técnico", adujo Eguaras, que incluía implícitamente a Jair en ese lote. 

Eguaras, 15 minutos después de ese episodio, ya limó cualquier posible conato de polémica respecto de sus manifestaciones a Vamos acudiendo a la zona mixta del campo vallisoletano de Zorrilla. Lo circunscribió todo a un caso particular, al suyo, sin más. Aclaró y rectificó en la medida de lo posible lo dicho con anterioridad. Y, horas más tarde, ya en Zaragoza, Íñigo habló con el vestuario para matizar que no era su intención provocar chispazos innecesarios y seguramente infundados sobre los problemas físicos en general. 

Este martes, Jair, que fue aludido de rebote por su compañero en el caso de Valladolid, tuvo la oportunidad de ofrecer su versión personal de este asunto que se pretende dejar correr y olvidar cuanto antes.

El luso-caboverdiano no se mostró preocupado por la sensación de sobrecarga que sintió en Valladolid y que lo llevó a solicitar el cambio por López 10 minutos antes de concluir el choque. Y, es más, cargó la responsabilidad de tal efecto físico a su propia morfología muscular, la de un hombre grande (1,91 de estatura), un defensa central con un cuerpo muy específico. “Yo todavía no estoy al cien por cien físicamente a estas alturas de temporada. Venimos de hacer la pretemporada y, quieras o no, cada cuerpo es diferente. Hay gente a la que le cuesta coger un poco más en tono físico y alcanzar ese cien por cien”, argumentó el defensor blanquillo.

Y, en su breve respuesta, aplicó la tesis de 'pelillos a la mar', de restar importancia a lo acontecido por carecer de maldad y de razones de hondura como para ser debatidas. “Nada… esto es cuestión de ir jornada a jornada para tratar de coger cuanto antes el máximo del tono físico. En el fútbol, todo es cuestión de tiempo”, concluyó Jair. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión