Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Larrazabal, vestido de calle, se despide de la plantilla y viaja a Amorebieta

El extremo del Real Zaragoza alcanzó este lunes un acuerdo de cesión al equipo vasco y, como quería el club aragonés desde junio, se marcha para liberar un salario de alrededor de 400.000 euros.

Gaizka Larrazabal, vestido de calle, en el momento de decir adiós a sus compañeros y cuerpo técnico del Real Zaragoza, en la mañana de este martes, antes de partir hacia Amorebieta (Vizcaya), donde va a jugar cedido esta temporada.
Gaizka Larrazabal, vestido de calle, en el momento de decir adiós a sus compañeros y cuerpo técnico del Real Zaragoza, en la mañana de este martes, antes de partir hacia Amorebieta (Vizcaya), donde va a jugar cedido esta temporada.
José Vidal

Gaizka Larrazabal llegará al mediodía a Amorebieta (Vizcaya) para rematar los trámites de su cesión por parte del Real Zaragoza, acuerdo que se alcanzó durante una intensa jornada de lunes entre ambos clubes. El extremo blanquillo jugará a préstamo en el modesto cuadro vasco, que estrena categoría en este curso -es su debut en el fútbol profesional- tras un meritorio ascenso logrado desde la Segunda B en una brillante campaña, la pasada. 

Larrazabal acudió en la mañana de este martes a la Ciudad Deportiva, vestido de calle, para recoger sus enseres y despedirse uno a uno de sus compañeros y del cuerpo técnico, algo que el jugador de Bilbao hizo incluso durante la charla, en corro, que precede a cada entrenamiento del Real Zaragoza cada día. Un aplauso dio paso a su adiós, con su coche, camino ya de Amorebieta a mitad de mañana. 

De este modo, el director deportivo, Miguel Torrecilla, cierra prácticamente el asunto más espinoso del verano, el de las salidas para liberar masa salarial del vestuario heredado de la anterior gestión, la de Lalo Arantegui y José Mari Barba, apartado en el que buscar a comodo al internacional esloveno Haris Vuckic y al futbolista bilbaíno era lo más complicado de consumar. Finalmente, Vuckic se ha ido al Rijeka de Croacia, cedido con una cláusula de compra obligatoria a final de temporada por parte de los croatas, y Larrazabal ha encontrado acomodo in extremis en el Amorebieta, que pagará solo parte de su salario, comprometido para este segundo año del vasco como zaragocista por un importe cercano a los 400.000 euros, en torno al 50 por ciento. 

El tercer jugador que fue instado por el club para abandonar la plantilla, el capitán Javi Ros, tiende a no seguir los pasos de Vuckic y Larrazabal. El navarro está dispuesto a continuar en el Real Zaragoza pese a ser sabedor de que no entra en los planes de Juan Ignacio Martínez 'Jim' para este curso 21-22. Y, desde el club, la consideración con la decisión de Ros es de respeto máximo pues su caso es diferente, al tratarse de un futbolista con larga trayectoria en el cuadro zaragocista, con ascendencia sobre el vestuario y un compromiso durante este tiempo fuera de toda duda, incluso desde la lesión importante de rodilla que ha lastrado su aportación en el último año natural. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión