Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

La dulce Europa de Imanol Idiakez

El exentrenador del Real Zaragoza saborea el triunfo en la histórica Europa League del Villarreal como asistente principal de Unai Emery.

Imanol Idiakez, en el banquillo del Villarreal
Imanol Idiakez, en el banquillo del Villarreal
Villarreal CF

La vida da muchas vueltas, y pocas norias giran tan veloces y azarosas como la del fútbol, sus oportunidades, sus imprevistos, sus avatares, sus dramas y sus alegrías…. Hace solo unos meses, Imanol Idiakez, en un paso infrecuente en un oficio como el suyo, decidió dejar de ser cabeza de ratón para convertirse en cola de león. Aparcó el traje de entrenador principal y se vistió con el chándal de asistente, de segundo de a bordo de Unai Emery. Este jueves, el extécnico del Real Zaragoza, donde apenas permaneció tres meses en el cargo hace dos temporadas, alzó el título de la Europa League en el histórico triunfo del Villarreal.

Su figura recorrió varias de las imágenes de la celebración castellonense, ganadores de su primera copa de postín después de una épica tanda de penaltis en la que lanzaron los 22 jugadores que finalizaron, en tablas 1-1, este ya histórico Villarreal-Manchester United. Imanol Idiakez ha ejercido esta temporada de segundo técnico, de asistente principal de Unai Emery. ¿Cómo llegó hasta ahí? ¿Por qué ese paso atrás en un negocio de ambiciones profesionales y elevadas perspectivas en el que lo natural es progresar de segundo a primer entrenador y no a la inversa?

La pasada primavera, mientras se fraguaba el fichaje de Unai Emery por el Villarreal, en pleno epicentro de la pandemia, Imanol Idiakez dedicó tiempo a repensar su papel en los banquillos, a analizar su método y ejercer la autocrítica después de que en diciembre lo despidiera el AEK Larnaca. Fue un duro golpe de asimilar esta destitución después de tres derrotas seguidas y vivir alejado de la cabeza de la clasificación. Idiakez venía ya de una delicada salida del Real Zaragoza donde nunca le encontró el rumbo al equipo en los 12 partidos que lo dirigió. Había llegado como apuesta personalísima de Lalo Arantegui en verano de 2018, tras la espantada de Natxo González, pero Idiakez no terminó de funcionar como lo había hecho en el Lleida o en el mismo AEK Larnaca. A los dos meses de su salida del Zaragoza, el equipo chipriota le volvió a abrir la puerta. E Idiakez se encaminó hacia allí. Un año después lo echaron.

Así llegó la pandemia. El Villarreal decidió no renovar a Calleja en cuanto Unai Emery se le puso a tiro. Pero una de las variables del cuerpo técnico del técnico de Hondarribia tambaleó: Juan Carlos Carcedo, su histórica mano derecha, le anunció su deseo de hacer carrera por su cuenta. El recién ascendido Ibiza sería su destino, avalado por el zaragozano y exzaragocista Fernando Soriano, a quien Carcedo y Emery habían tenido de jugador en el Almería. Se rompía así una pareja de trabajo de casi 15 años, pero fraguada mucho antes, desde la época de futbolistas de ambos en el Leganés. Carcedo siempre había sido el segundo de Unai: Almería, Valencia, Spartak, Sevilla, Arsenal. PSG… En el Villarreal, eso iba a cambiar.

Emery debía reconstruir su cuerpo técnico. Mientras tanto, Imanol Idiakez reflexionaba sobre su papel en los banquillos. Tenía buen nombre en el mercado de Segunda B y su dossier lo manejó el Leganés como opción tras el descenso. Pero entonces sonó el teléfono de Emery. El nuevo entrenador del Villarreal le ofreció el cargo de asistente principal e Idiakez dio el paso. A ambos les unía una estrecha relación desde finales de los 80 y comienzos de los 90 en la cantera de la Real Sociedad. Pertenecen a la misma generación, aunque Emery es un año mayor, y coincidieron en el filial, el 'Sanse', un par de temporadas. En San Sebastián se les recuerda como jóvenes con mucha inquietud por el juego y por sus entresijos tácticos junto a otro de aquella camada, Imanol Alguacil, ahora entrenador de la Real Sociedad y el hermano pequeño de los Idiakez, Íñigo.

Más de 30 años después de aquello, Imanol y Unai se reunieron en el Villarreal. Ambos comparten un modo de entender y enfocar el fútbol, y también inspiraciones. Aunque Emery nunca lo tuvo como entrenador, siempre ha proclamado su admiración e influencia de Juanma Lillo, también guipuzcoano, otro técnico, curiosamente, que también ha seguido un camino inverso en los banquillos: después de una larga carrera al frente de numerosos equipos, entre ellos, el Zaragoza; ahora es asistente de Pep Guardiola en el Manchester City. 

Emery siempre ha contado que uno de sus propósitos incumplidos cuando decidió iniciarse como entrenador fue ser el segundo de Lillo. Quien, en cambio, sí tuvo cerca al de Tolosa fue Imanol Idiakez, jugador suyo en el Ciudad de Murcia. En esta madeja de relaciones personales y profesionales con nudo en San Sebastián, se fraguó el tándem que ahora, en el Villarreal, ha conquistado la Europa League.

Imanol Idiakez, al firmar con el Submarino, también rompió su pareja con Mario Gibanel, su segundo, natural de Binéfar. Gibanel se fue de ayudante del otro Idiakez, de Íñigo, a la Cultural Leonesa. En Villarreal, a Imanol ya le ha tocado relevar al sancionado Emery en algunos partidos, como en San Mamés, en una temporada coronada con el título de este miércoles en Gdansk. Una Europa League en la vida del nuevo Imanol Idiakez.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión