Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

Real Zaragoza: defensas al ataque

Cuatro de los últimos siete goleadores del Real Zaragoza han sido defensas. Tejero, con su tanto al Fuenlabrada de penalti, se une a Peybernes, Jair y Vigaray como anotadores recientes del equipo.

Foto del partido Real Zaragoza - Mirandés
Foto del partido Real Zaragoza - Mirandés
Guillermo Mestre / Toni Galán

Desde el cierre del mercado de invierno y la configuración final de la actual plantilla, en los últimos diez partidos, el tramo en el que el Zaragoza de JIM ha definido su fútbol y adquirido una personalidad; el equipo aragonés ha marcado nueves goles, repartidos entre siete futbolistas. Destaca, en ese desglose, la singular influencia anotadora de los defensas. Más allá de Narváez, el peso específico de los delanteros del Zaragoza es reducido, cuestión que ha elevado la trascendencia ofensiva de los jugadores de la zaga.

El gol de penalti de Tejero al Fuenlabrada le agrega a un listado reciente en el que figuran también Vigaray, Jair Amador y Peybernes. Cuatro de los últimos siete goleadores del Zaragoza han sido defensas. Les acompañan Narváez - el único que ha repetido en esta fase de diez partidos con tantos a Rayo Vallecano y Logroñés-, James Igbekeme (Málaga) y Álex Alegría (Tenerife). Además, del gol marcado en propia puerta por Álvaro García en la cita con el Rayo Vallecano.

Esta presencia goleadora de los defensas está contribuyendo a subsanar la poca actividad del equipo en su fase ofensiva. El Zaragoza de JIM está explotando vías secundarias hacia el gol, como los saques de esquina o las faltas laterales, situaciones de balón parado en las que los defensas ganan relevancia en ataque. Vigaray marcó de cabeza contra el Málaga en un falta botada desde el costado derecho. Jair Amador aprovechó un córner para abrir el marcador en Sabadell. Y Peybernes selló la victoria frente al Mirandés empujando con el abdomen a la red un balón servido desde la esquina. A ellos, se les ha añadido la figura de Tejero con su penalti en Fuenlabrada. Otro defensa. Su caso representa el paradigma de esta peculiar distribución de goles del Zaragoza en las últimas semanas. Con Narváez y Alegría -los dos últimos y fallidos lanzadores desde los once metros- sobre el césped, dos delanteros, la responsabilidad del acierto la asumió el lateral derecho. Tejero no falló y su gol le entregó una victoria vital al Zaragoza.

En un equipo de pocos goles como el aragonés, esta contribución de los defensas ha adquirido un notable peso específico. En la temporada, además de Vigaray, Jair, Peybernes y Tejero, también ha marcado Pep Chavarría (Lugo). El resto de tantos del Zaragoza en la temporada tiene el faro de Juanjo Narváez, con 9 goles, máximo artillero. Dos ha marcado James Igbekeme. Y con uno están, además de los defensas del equipo, Javi Ros, Adrián González, Iván Azón y Sergio Bermejo. Hay que añadir tres goles marcados en propia puerta por el rival, Clau (Las Palmas), Bolaños (Oviedo) y Álvaro García (Rayo Vallecano) y los tres goles burocráticos de la victoria por alineación indebida del Alcorcón.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión