Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

¿Cuál es el calendario de final de temporada del Real Zaragoza?

Análisis de los últimas nueve jornadas del curso, en las que el Zaragoza deberá sumar alrededor de 10 puntos más para certificar la salvación: los partidos contra los primeros clasificados y dos duelos contra rivales directos marcan este complicado tramo final. 

Partido Fuenlabrada - Real Zaragoza, jornada 33 de Segunda División
Partido Fuenlabrada - Real Zaragoza, jornada 33 de Segunda División
Jorge Romero/LOF

La proyección del Cartagena (ahora, frontera del descenso con 34 puntos), la cantidad de equipos implicados (siete conjuntos por debajo del Zaragoza en la clasificación), los duelos directos aún pendientes y los precedentes numéricos de la permanencia de las últimas temporadas configuran una estimación de alrededor de 48 puntos necesarios para certificar la salvación. Al Zaragoza le bastarían, de este modo, diez puntos más para asegurar su plaza en Segunda y esa es la cuota que, en las conversaciones íntimas del vestuario, manejan futbolistas y técnicos. Solo un despegue del Cartagena y una reacción fulgurante de equipos en clara línea de declive como Lugo o Logroñés podría obligar a alzarse a la cifra de 50 puntos en la que por costumbre suele fijarse la permanencia.

El Zaragoza deberá, así, garantizarse diez puntos más a agregar a sus 38 actuales. Deberá hacerlo, eso sí, en un periodo final de la temporada en el que el camino se puebla de obstáculos de primer orden. Quedan nueve jornadas y no se presentan sencillas, al menos las más inmediatas. Los análisis de los calendarios finales no son una ciencia exacta y dificultan los pronósticos por diversas razones: los equipos de la zona baja incrementan su ritmo de puntos, la tensión de la competición se relaja en los conjuntos que van abrochando sus objetivos o los van perdiendo (para el Zaragoza, por ejemplo, no es lo mismo jugar contra el Almería esta semana que hacerlo en las dos jornadas finales si se diera el caso), los buenos estados de forma de hoy pueden no serlo tanto dentro de un mes debido a lo cambiante de las dinámicas cortas en Segunda División y lo que hoy parece difícil puede no serlo tanto en solo unas semanas… En resumen, el momento del partido es tanto o más relevante que una observación conjunta de un tramo de nueve encuentros como el que le queda al Real Zaragoza por delante.

Las últimas 9 jornadas del Real Zaragoza

  • J. 34: Real Zaragoza- Almería (3º)
  • ​J. 35: Girona (7º)-Real Zaragoza
  • ​J. 36: Real Zaragoza- Sporting (5º)
  • J. 37: Lugo (17º)- Real Zaragoza
  • ​J. 38: Real Zaragoza- Espanyol (1º)
  • J. 39: Las Palmas (11º)- Real Zaragoza
  • J. 40: Real Zaragoza- Castellón (16º)
  • ​J. 41: Mallorca (2º)- Real Zaragoza
  • J. 42: Real Zaragoza- Leganés (4º)

La realidad es que el equipo aragonés encara un peliagudo calendario final en el que le esperan los cinco primeros clasificados: Espanyol, Mallorca, Almería, Leganés y Sporting. Tres de ellos -Almería, Sporting y Espanyol- condensados en un tramo inminente de cinco partidos que completan Girona y Lugo. El Girona, rival el próximo día 16, apura sus opciones de engancharse a la sexta plaza y está en un buen momento. Y el encuentro contra el Lugo, en el Anxo Carro, dentro de cuatro jornadas, representa una de las dos citas clave, vitales, junto al duelo contra el Castellón a tres partidos del final, en las que el Zaragoza no debe fallar.

En ese esprín final, el equipo aragonés debe jugar contra Las Palmas, Castellón, Mallorca y Leganés. Serán duelos con la exigencia relativizada por el momento en el que se jueguen -como se ha apuntado líneas más arriba-. Las Palmas, en Gran Canaria, recibirá al Zaragoza afincado en la zona media. Es de los equipos que más clarificada tiene la temporada, ahora 11º, a ocho puntos del play off y a diez del descenso. Luego, el Zaragoza se enfrentará en casa al Castellón, rival directo hoy, pero, quizá, aliado en el mes de mayo… Y, por último, el equipo aragonés cerrará el curso frente a Mallorca y Leganés, dos de los ‘capos’ de la categoría, recién descendidos y en batalla por el ascenso. Los baleares, para entonces, podrían estar ya ascendidos, observando el color que va tomando la cabeza. Y el Leganés seguramente tendrá, como mínimo, una plaza de play off adjudicada y podría tener pendiente únicamente definir su posición final. Hasta entonces, no obstante, al Zaragoza le queda mucho.

Su objetivo son diez puntos más y tiene dos partidos clave para alimentar esa bolsa: frente a Lugo y Castellón. Por mucho que su nivel contra rivales directos está lejos de la relevancia de esos duelos, el Zaragoza tendrá ahí dos oportunidades decisivas para allanar la salvación, tanto que, ganando esas citas, podría incluso no ser necesario ni llegar a los 48 puntos. Otro elemento esencial de este calendario final es La Romareda, donde el Zaragoza de JIM se ha hecho fiable, con cinco victorias, un empate y una derrota. Como local, debe recibir a Almería, Sporting, Espanyol, Castellón y Leganés. Como visitante, se desplazará a los campos de Girona, Lugo, Las Palmas y Mallorca. En casa, como se ve, la dificultad de los rivales es mayor, pero el Zaragoza jugará la baza de su buen rendimiento y dinámica en su hogar, donde el equipo, en una coyuntura de gradas vacías, se está sintiendo cómodo y competitivo. La Romareda, y no es un tópico, jugará un papel clave en un periodo de máxima tensión, obligación y apuros.

De estos nueve partidos, el Zaragoza deberá sacar al menos esos diez puntos que le darían la tranquilidad. La cuenta rápida son tres victorias y al menos un empate. Todo lo que venga de más, agonía que se ahorrará. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión