Despliega el menú
Real Zaragoza

FÚTBOL

Los graves males de todo el curso apartan al Real Zaragoza de la Copa en Alcorcón

Dos errores defensivos, el segundo en los instantes finales y tras un córner, dan la victoria a un pobre equipo madrileño por 2-1 ante los de Jim, que fallaron varios goles cantados con antelación

Juan Ignacio Martínez, el entrenador llegado recientemente al banquillo zaragocista en tercera instancia, conoció de primera mano, in situ, cuáles son algunos de los males letales que tienen al Real Zaragoza en la ruina deportiva a mitad de temporada. El equipo aragonés dijo adiós a la Copa del Rey al caer 2-1 en Alcorcón en un choque jugado por infinidad de futbolistas -por ambos bandos- que no son habituales en la liga. Los serios defectos defensivos de los de Jim, que encajaron los tantos al final de cada una de las partes -el segundo y definitivo, tras un córner, patología endémica desde el verano-, fueron una de las claves de desenlace. Otra, crucial, los fallos en ataque en jugadas clarísimas para haber anotado más goles, pero este es el defecto mayor de una plantilla sin dinamita, sin una sola arma digna de mención ante los marcos contrarios.

El partido se inició de la mejor manera posible para los aragoneses, con el 0-1 que les daba el mando en el timón del partido, anotado en la primera llegada al área madrileña, en el minuto 4. Fue un centro de Larrazabal, de calidad tras pase profundo de Bermejo, que cabeceó de manera magistral, como un gran delantero centro, el brasileño Raí Nascimento. De este modo tan brillante, el carioca se estrenaba como goleador con el primer equipo en partido oficial. En los primeros minutos de habitual tanteo entre las dos escuadras, repletas de suplentes y poco habituales en la liga, los alcorconeros armaron una réplica peligrosa en el minuto 9, con todo el mundo aún helado (el termómetro estaba bajo cero en el ambiente invernal), a través de un disparo desde 25 metros de Llamas que Ratón echó a córner por encima del larguero. Pero fue una isla atacante del cuadro de Anquela, pues el Real Zaragoza fue amo y señor del juego durante más de media hora.

Juan Ignacio Martínez sorprendió con un movimiento táctico en busca de algo distinto: metió a Vuckic como cabeza de rombo, en un 4-4-2 con ese diseño en la línea medular, y puso en punta a Iván Azón con Bermejo. En muchas jugadas, el internacional esloveno parecía la pareja en el doble pivote de Zapater, poco acertado esta vez en los balones parados, en contra de lo que es habitual. Trabajó Vuckic, pero no sacó provecho de su nueva ubicación, como tampoco Bermejo cerca del área. La segunda ocasión cristalina para haber logrado el 0-2 y, probablemente, haber sentenciado a un flojo Alcorcón, la volvió a tener en su pierna izquierda Raí Nascimento, que muestra veneno cuando está cerca de la portería y se difumina en demasía cuando cae a banda o se retrasa en funciones defensivas. Recibió en el minuto 28 un balón de Bermejo en el corazón del área y, solo ante Casado, remató fuera increíblemente. Lo tenía todo a su favor en un mano a mano de libro.

Antes, en el minuto 23, Nieto había rematado desde el pico del área con potencia y el portero alfarero había rechazado a córner junto al poste derecho. Y, después, en el 35, Guitián también erró una opción clara para ampliar el marcador, cabeceando solo en el área pequeña una falta lejana botada por Zapater (su redención tras una noche torcida en la estrategia) pero con el punto de mira por encima del larguero, lastimosamente. Y, como siempre reza la ley del fútbol, quien tanto perdona suele pagarlo caro.

El Alcorcón, un equipo espeso y sin gracia durante minutos y minutos, se encontró con el empate en un error de Atienza a sus espaldas en un pase elevado de Llamas en busca del desmarque de Ernesto. El ‘11’ local remató algo forzado el mano a mano ante Ratón y puso el balón en la red. Era el minuto 42, al borde del descanso. Si hubiese habido VAR (en la Copa no lo hay en estas rondas primeras), es probable que la escuadra y el cartabón hubieran señalado fuera de juego. Pero el linier de turno, última instancia en el torneo copero, dijo que era gol válido y al Zaragoza se le vino abajo todo el buen trabajo expuesto hasta entonces.

Dieron un nivel superior al conocido jugadores como Raí Nascimento o Larrazabal, en jugadas más o menos aisladas. Los demás, mantuvieron un nivel regular, sin brillos llamativos, porque el partido tampoco lo exigió. La pelea de Azón, el fútbol espumoso de Bermejo (inconstante) y ese intento de resurrección de Vuckic metido 20 metros más atrás de la posición de ariete dejaron algún detalle de vez en cuando. Atrás, poco padecimiento frente a un adversario romo que, al final, sacó demasiado provecho con el 1-1 para tan poco filo en su juego ofensivo como mostraron los de Anquela.

Partido de Copa del Rey Alcorcón - Real Zaragoza
Partido de Copa del Rey Alcorcón - Real Zaragoza
Sergio Reyes / LOF

En el segundo tiempo, fruto del impulso moral del gol inesperado de Ernesto, salió mejor el Alcorcón. No pareció sentarle bien al Zaragoza ni ese tanto, ni el parón del intermedio en una noche gélida con el césped congelado. En el minuto 51, en esa fase de nebulosa de los de Jim, Reko rozó el 2-1 en un remate, solo en el área, tras un mal despeje de Atienza. Su volea salió alta por poco y avisó de que, o despertaba enseguida el equipo blanquillo o el volteo en el marcador tendía a suceder. Los gritos de Jim desde la banda espolearon al equipo que, enseguida, pareció encontrar la onda del inicio del duelo. Larrazabal erró el 1-2 en el minuto 55, solo ante Casado tras un pase de Bermejo (también pareció fuera de juego, no visto por el juez de línea) y reventó el balón contra el cuerpo del guardameta local. Así se levantaba el ánimo de un equipo que había pasado un mal rato.

Jim movió el banquillo a falta de 21 minutos, incorporando a Francho por un Vuckic descolocado progresivamente a kilómetros del área y, asimismo, a Zanimacchia por Raí que, pese a dar un rendimiento de más a menos, aportó mucho más que un desdibujado Larrazabal en la segunda mitad. El Alcorcón metió en punta a dos titulares habituales, Arribas y Barbero, con lo que Anquela, que ya había introducido antes a Boateng, daba señales de querer de ganar la eliminatoria. No obstante, el guión del segundo tiempo fue derivando en un tostón. La prórroga, un castigo extra para todos los protagonistas en el frigorífico que era Santo Domingo camino de la medianoche de Reyes, iba tomando cuerpo de manera amenazante. Otra vez el Zaragoza denotaba su letal falta de gol y echaba en falta el acierto en las ocasiones claras marradas durante la velada. Es un mal endémico. Zapater, a falta de 5 minutos, lanzó mal una falta directa, a la barrera, en lo que fue una opción postrera para solucionar el choque a favor… justo antes del desastre de rigor en la defensa zaragocista que dio paso al 2-1 final.

El central León cabeceó, solo en el segundo palo, un córner que había peinado un colega alcorconero en el primero ante la pasividad y la mala praxis defensiva de la zaga aragonesa. Otro de los males que vienen de fábrica y que están en trance de llevar al equipo aragonés al infierno en mayo. Era el minuto 89. En el momento de la verdad. Como también pasó tantas veces en los meses recientes. De este modo, con el adiós a la Copa del Rey bajo los marros garrafales de este Zaragoza deficiente, Jim ya sabe, en sus propias carnes, lo que ha heredado y lo que, de no mediar su mano sanadora de súbito, lo acabará dejando en evidencia como antes sucedió con Baraja e Iván Martínez. Esto es lo que hay. Con titulares, con suplentes, con todos juntos o por separado. Ahora, ya solo queda el vía crucis de la liga. Y, de aquí a un mes, el decisivo mercado de invierno en el que Miguel Torrecilla, el nuevo director deportivo, aún no ha asomado en escena pese a la gravedad del presente.

Partido de Copa del Rey Alcorcón - Real Zaragoza
Partido de Copa del Rey Alcorcón - Real Zaragoza
Sergio Reyes / LOF

Ficha Técnica

AD Alcorcón: Casado; Escobar, Castro, León, Bellvís; Bravo, Reko; Ernesto (Guito, 90), Álvaro Juan (Barbero, 72), Hugo Fraile (Boateng, 63); y Llamas (Arribas, 72).

Real Zaragoza: Ratón; Francés, Atienza, Guitián (Javi Hernández, 85), Nieto; Zapater, Vuckic (Francho, 69), Larrazabal, Raí Nascimento (Zanimacchia, 69); Bermejo (Nick, 90) e Iván Azón (Gabriel Fernández, 85).

Árbitro: Ávalos Barrera (Comité Catalán). Amonestó a Bellvís (15) y Javi Hernández (88).

Goles: 0-1, min. 4: Raí Nascimento. 1-1, min. 42: Ernesto. 2-1, min. 89: León.

Incidencias: Noche gélida, con -2 grados al inicio del partido (las 21.00). El césped estaba helado y resbaladizo. Los locales no lucieron su primer uniforme amarillo y vistieron de rojo totalmente.

Placeholder mam module
Final del partido Alcorcón 2-Real Zaragoza 1, en directo
Etiquetas
Comentarios