Despliega el menú
Real Zaragoza
Suscríbete

real zaragoza

El valor de Iván Azón y sus intangibles

El canterano, que volvió a anotar otro gol salvador, aporta siempre un extra de competitividad al ataque zaragocista a través de su habitual pelea y su presencia aérea.

CARTAGENA - REAL ZARAGOZA / 01-01-2021 / Foto: Pascu Mendez[[[FOTOGRAFOS]]]
Azón festeja el tanto del empate del Real Zaragoza.
Pascu Méndez

En tres ratos, ya es el segundo máximo goleador del equipo, autor de dos de los cuatro últimos goles del Real Zaragoza, ambos con un valor absolutamente estratégico. Vital. Iván Azón, salvador anoche con su gol del empate en Cartagena, es una de las luces que pueden orientar al equipo aragonés en los próximos meses, un futbolista que siempre que está sobre el terreno de juego, suma en positivo. Anoche fue con un gol, el bien mayor del fútbol, un cabezazo picado que evitó la primera derrota en el banquillo de Juan Ignacio Martínez y que hizo justicia con las ocasiones generadas –y no convertidas– por sus compañeros.

«Es un sueño marcar en Segunda División con el Real Zaragoza. Después del gol del otro día, agradecer a mis compañeros el apoyo que me están brindando en el vestuario. También a Zapater, por el balón que me ha servido», relató agradecido tras el encuentro. Tras estrenarse como goleador con un tanto decisivo en la Copa del Rey en Torrelavega, anoche fue el primero que anotó en liga con el club de su vida.

La cuestión mayor con Iván Azón es que su aportación va mucho más allá del gol. De hecho, cuando no marcaba, su contribución también era más que reseñable. Anoche, con el Real Zaragoza hundido tras el 1-0 de Andújar, su entrada al campo le cambió la cara al equipo, haciéndole creer, al menos, en el empate. Solo jugó 20 minutos, pero fueron los que el Zaragoza tuvo más presencia en el área del Cartagena. El canterano fija a los centrales, gana duelos aéreos, genera faltas –de hecho, el colegiado le perdonó la roja directa a Carlos David tras un sucio codazo–, aguanta balones de espaldas... en un equipo al que le cuesta demasiado pisar la zona de tres cuartos, los intangibles del joven atacante son incalculables para Jim, que deberá replantearse en las próximas jornadas su inclusión en la alineación. Con Azón sobre el campo, el Real Zaragoza es casi siempre mejor que sin él. Lo entendió pronto Iván Martínez, que apostó por él como referencia en el ataque, y se lo deberá replantear Juan Ignacio Martínez, teniendo en cuenta además el rendimiento de Gabriel Fernández, que anoche pese a su voluntad, terminó restando más que sumando. Azón es justo lo opuesto: un delantero que aporta en cada acción. Oro puro.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión