Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Confirmada la "lesión muscular" de Vigaray en los isquiotibiales

El Real Zaragoza evita informar sobre el alcance de la lesión que impedirá jugar al madrileño contra el Albacete. Tejero, último fichajes, debutará así como titular. 

Carlos Vigaray, en el entrenamiento de ayer.
Carlos Vigaray, en un entrenamientos.
Tino Gil/Real Zaragoza

“Las pruebas radiológicas llevadas a cabo el lunes a Carlos Vigaray en el centro de radiodiagnóstico RXd de Zaragoza confirman la lesión muscular del futbolista a nivel isquiotibial de la pierna derecha. El jugador queda pendiente de evolución”. Con este escueto, ambiguo e impreciso comunicado en su página web, el Real Zaragoza ha informado sobre la dolencia fibrilar de Carlos Vigaray, un asunto de primer orden de interés para el zaragocismo vistos los antecedentes del futbolista madrileño en sus primeros 12 meses en el club.

El departamento de comunicación del Zaragoza se ha ahorrado más explicaciones o detalles a la hora de formular la nota con la que en su página web, a primera hora de la mañana, ha confirmado la lesión muscular de Vigaray. No se sabe más de forma oficial, si sufre una rotura en la zona que tantos problemas le dio la pasada temporada, si una elongación, o una contractura… De este modo, tampoco hay un periodo estimado de recuperación.

En todo caso, Vigaray se perderá al menos el partido contra el Albacete del próximo lunes 12 de octubre. Una baja en el lateral derecho que habilitará el debut del último fichaje, Álvaro Tejero, procedente del Éibar.

No es la primera vez que el Zaragoza emite un comunicado de este tipo en materia médica, difuso e inconcreto, preservando desde el derecho a la información médica del jugador o a posibles estimaciones erróneas en los plazos de recuperación. A Vigaray, estas pruebas se le practicaron en la jornada del lunes, después de que en la segunda mitad del choque contra el Alcorcón sufriera una molestia familiar en la zona posterior del muslo derecho.

Si Vigaray sufre una rotura mínima (grado I), teniendo en cuenta sus antecedentes, podría estar listo en unas tres semanas. Si es más grave, podría perderse más de un mes. Y si es una dolencia menos, esos plazos se reducirían a unas dos semanas, pero siempre considerando el caso especial que representa este jugador y su historial de complicaciones musculares en los isquiotibiales.

Etiquetas
Comentarios