Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Ocho días para resolver la salida de Shinji Kagawa

El japonés, ya sin ficha, no estuvo ayer en una Romareda en la que sí jugaron Raí y el Toro Fernández.

Kagawa saluda en la Ciudad Deportiva.
Kagawa saluda en la Ciudad Deportiva.
Oliver Duch

El área deportiva del Real Zaragoza tiene por delante ocho días para resolver una situación compleja: la salida de Shinji Kagawa. El japonés, al que no se ha inscrito esta temporada en Segunda División –las dos fichas de extracomunitario son para Gabriel Fernández y Raí Nascimento–, no va a jugar más minutos de competición con el equipo aragonés y debe abandonar la entidad antes de las 23.59 del próximo lunes 5 de octubre, hora y fecha en la que se cierra el mercado de traspasos en el fútbol español. Kagawa, que sí continúa en la dinámica de entrenamientos del primer equipo (hoy se ejercitará con el resto en la Ciudad Deportiva), no estuvo ayer por la tarde en La Romareda en el debut del Real Zaragoza, un encuentro en el que sí participaron Fernández y Raí, los dos extracomunitarios elegidos por Baraja y el club para los primeros meses de la temporada 2020-2021.

La salida de Kagawa en los próximos días es un asunto crucial, de máxima importancia económica y deportiva para la entidad aragonesa. Su elevado salario, inútil de asumir para un futbolista con el que ya no se cuenta, es la llave para acometer las incorporaciones deseadas en el tramo final del mercado. El nipón tiene pactados en torno a 400.000 euros de sueldo para seta temporada dentro de un límite global para la plantilla que ronda los 6 millones (más de dos menos que el utilizado el curso pasado).

El objetivo de la entidad en este orden no es otro a que tratar de disponer de una plantilla con mayor variedad de recursos y, en consecuencia, más equilibrada. Para facilitar la entrada de nuevos futbolistas, el club deberá llegar a un acuerdo con el japonés, al que le resta aún un año de los dos que firmó el verano pasado, cuando llegó como fichaje estrella del equipo y de la categoría.

Por el momento, a Kagawa no le han terminado de convencer las propuestas de salida que se le han brindado en España, donde quiere continuar jugando y residiendo. Ha rechazado marcharse al Logroñés y las conversaciones con el Leganés y el Rayo Vallecano no han alcanzado, por el momento, buen puerto. Tampoco quiso atender una propuesta de alrededor de dos millones de euros netos del fútbol árabe. Kagawa espera acontecimientos mientras asume que su etapa en el Real Zaragoza ha terminado: no volverá a jugar con la camiseta blanquilla. De su marcha –o no– y de las condiciones de su salida depende ahora los próximos movimientos de mercado del Zaragoza. 

Etiquetas
Comentarios