Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El Real Zaragoza entra en la cuenta atrás

El Real Zaragoza vuelve a entrenarse con la plantilla reagrupada dos meses y medio después y entra de lleno en la fase de competición hacia el reinicio de la temporada. 

Víctor Fernández rezumaba esta lunes una felicidad extraordinaria porque al entrar al césped de la Ciudad Deportiva y mirar a la derecha y a la izquierda ha visto frente a sí mismo a una veintena de jugadores vestidos con sus mismos colores. Más de dos meses y medio después del choque emocional, sanitario y social provocado por la pandemia del coronavirus, el Real Zaragoza ha tomado su forma definitiva, entrenándose por primera vez con la plantilla al completo con la salvedad conocida de sus lesionados.

El Zaragoza ha entrado así de lleno en la fase de precompetición y tiene ahora 13 días para que Víctor Fernández refresque sus conceptos, actualice su modelo y lo ponga en dirección al Alcorcón, una vez que ya es sabida la fecha, la hora, el lugar y la televisión que lo meterá en hogares y bares de aficionados: el 13 de junio, a las 19.30, contra el Alcorcón, con la mosca de Gol en la pantalla, en La Romareda hueca de gente, el Real Zaragoza tratará de ponerse en la ruta que lo dirigía a Primera División el pasado mes de marzo.

La cuenta atrás ha arrancado. Ya se conoce el día de la reanudación y el camino de 13 días hacia él. Ha comenzado con un entrenamiento amplio, grupal, después de dos semanas de preparación con la plantilla dividida en dos grupos de entre 9 y 10 futbolistas.

Esta nueva fase en el periodo de puesta a punto devuelve la normalidad al colectivo, más allá de las pautas y protocolos de prevención, control y seguridad que deben seguir manteniéndose, y abre el abanico de posibilidades de Víctor Fernández a la hora de planificar entrenamientos, diseñar tareas y ejercicios y mejorar el contenido táctico de las sesiones. El Zaragoza ya está listo, por número, con los refuerzos aportados por la cantera (Baselga, Jannick, Azón, Francés y Ahmed), para hacer incluso partidillos de once contra once.

En la primera sesión, el técnico ya ha podido contar con el concurso de Eguaras, lesionado desde el regreso a los entrenamientos de forma individual, además de Guti o El Yamiq, aquejados de molestias en los últimos días. Zapater también es uno más en la dinámica de trabajo diaria.

Los próximos días, Víctor pondrá el énfasis en la recuperación de las estructuras y mecanismos de juego que tenía asimiladas hace dos meses y medio. Ese es su reto y deber desde el mando de entrenador, vigilando, además, el reparto de cargas y los datos físicos para evitar lesiones, y considerando que los estados individuales han variado: habrá jugadores que en marzo estaban un paso por debajo que ahora, por las circunstancias, podrían dar uno hacia delante. O a la inversa.

A lo largo de la temporada, especialmente, desde noviembre, Víctor apenas ha contado con 14 futbolistas, reduciendo así el margen de aportación del conjunto total de la plantilla. Las jerarquías y roles han estado claramente subrayados. Este será otro detalle novedoso a gestionar por el técnico en el nuevo escenario de la competición, con dos partidos semanales y un calendario de 11 jornadas comprimido en poco más de un mes.

Este martes, a las 9.30, en la Ciudad Deportiva, el Zaragoza volverá a pasar una página en su acercamiento a la competición. Un nuevo entrenamiento, ya con formas de normalidad, en el que Víctor Fernández seguirá insistiendo en los aspectos tácticos.

Etiquetas
Comentarios