Despliega el menú
Real Zaragoza

málaga-real zaragoza

Sergio Buenacasa: "El Real Zaragoza tiene cantera para mucho tiempo"

El delantero, criado en la Ciudad Deportiva, ha llegado cedido al Málaga en busca de una continuidad que le permita volver a disfrutar del fútbol tras varios meses de continuas lesiones.

Sergio Buenacasa remata de cabeza durante un entrenamiento con el Málaga.
Sergio Buenacasa remata de cabeza durante un entrenamiento con el Málaga.
MALAGA CF/Pepe Ortega

Se crió marcando goles con el San Gregorio en el Arrabal. Allí, en el humilde campo de La Azucarera, comenzó a despuntar un jonvencísimo Sergio Buenacasa (Zaragoza, 1996) que, rápidamente, fue reclutado por las categorías inferiores del Real Zaragoza. En cadetes, abandonó la Ciudad Deportiva para firmar por el FC Barcelona. Y, tres temporadas después, se marchó de la Ciudad Condal para dar el salto a Europa y llegar a la Juventus de Turín.

En 2015, con 19 años, regresó al club aragonés para cumplir su sueño: triunfar con el primer equipo. Su deseo, como el de tantos otros, se vio truncado, a pesar de que llegó a debutar a las órdenes de Ranko Popovic en San Mamés. Dos años después de regresar a casa, el delantero se marchó a Barakaldo, donde marcó 14 goles que le valieron el salto al fútbol profesional. Lastrado por un desafortunado historial de lesiones que le han impedido triunfar en el Mallorca y la Ponferradina, Sergio Buenacasa busca en Málaga una continuidad que le permita volver a hacer lo que mejor sabe: marcar goles.

Aterrizó en Málaga en una delicadísima situación, tanto deportiva como institucionalmente. ¿Cómo ha vivido sus primeras semanas?

Llegué en una situación con un poco de caos. En estos casos, tanto yo como cualquier compañero, lo que intentas es aislarte de todo lo que ocurre fuera del vestuario. Nosotros tenemos que trabajar e intentar que afecte lo menos posible al equipo.

Debutó y al segundo partido… nuevo contratiempo.

Sufrí un pinchazo muscular contra el Fuenlabrada, pero ya estoy recuperado.

Las lesiones son la peor cara del fútbol. Y usted, desgraciadamente, de esto sabe un rato…

En Barakaldo jugué 38 partidos sin ningún problema y cuando llegué a Mallorca fue una detrás de otra. En Ponferrada me volví a lesionar y no tuve esa continuidad que tanto busco para demostrar lo que puedo dar de mí. Ahora me encuentro cada vez mejor y quiero hacer cosas bonitas con el Málaga.

De alguna manera, se trata de una nueva oportunidad para reivindicarse.

Sin duda. Fui a la Ponferradina en busca de un papel protagonista y, quizás por las lesiones, me costó coger el sitio. Yo quería salir, apareció el Málaga y estoy muy contento porque es una oportunidad de oro que afronto con la máxima ilusión.

¿Qué objetivos se ha marcado en esta recta final de temporada?

Yo quiero ayudar, jugar el máximo número de partidos posibles y tener la continuidad que no he podido disfrutar hasta ahora. En estos meses quiero coger sensaciones de futbolista, cargar las piernas de minutos y volver a meter goles y disfrutar en un campo de fútbol.

Este domingo llega el Real Zaragoza

Siempre es especial jugar contra el Real Zaragoza. El año pasado, además, tuve la suerte de hacerlo con el Mallorca en La Romareda, que apretó y nos hizo sufrir mucho. Ganábamos 0-2 y al final nos empataron…

¿Cómo está viendo al equipo?

Vienen en una situación que hace muchos años que no viven, en ascenso directo, pero nosotros también tenemos una buena dinámica, el equipo va para arriba y va a ser un partidazo seguro.

¿Qué es lo que más temen del equipo de Víctor Fernández?

El buen momento de forma que atraviesa. Todo el equipo es muy completo y muy peligroso. Tienen a Luis Suárez que está muy enchufado. Además, para mí será muy especial reencontrarme con compañeros como Guti, Nieto, Julián (Delmás)…

Compartió vestuario con todos ellos. ¿Cómo los está viendo?

No solo con ellos. El otro día fuimos a Cádiz y estuve con Pombo. Después iremos a Tenerife y veré a Lasure… De esas generaciones del 94 al 96 hemos llegado bastantes canteranos. Con Julián llevo desde los 12 años jugando, con Nieto también… Compartir estos momentos en el fútbol profesional es un orgullo. Les deseo lo mejor y este finde, cuando hablemos, seguro que recordamos cosas de cuando éramos unos críos.

No es probable, pero sí factible que el domingo le tenga que frenar Delmás.

Todavía nos reímos del partido del año pasado con el Mallorca. Salté con él de cabeza, le di sin querer con el codo y se quedó un poco inconsciente… Le pedí perdón, le dije que no lo había visto y siempre nos metemos caña. Le digo que me voy a ir de él en todas, él me dice que no me va a dejar pasar ni una… al final somos solo dos amigos que este fin de semana les toca enfrentarse.

Los amigos, dicen, es lo más bonito que deja el fútbol...

Es algo precioso. Hace dos años, cuando fui al Barakaldo, ¿quién me iba a decir a mí que iba a jugar con el Málaga contra Julián, que estaba en el filial?

Hemos hablado de usted, pero también de Delmás, Guti, Nieto, Lasure, Pombo… Todos con una característica en común: canteranos del Real Zaragoza.

Así es. He disfrutado mucho viendo al Real Zaragoza en la Youth League. Siempre ha habido buenos jugadores en la cantera, pero tal vez ha faltado darles un empujón. Estos últimos años hay muchos más canteranos y son un ejemplo para los jugadores que están en las categorías inferiores. El Real Zaragoza tiene cantera para mucho tiempo.

Antes hablaba de recuerdos, ¿cuál guarda de su paso por el club?

Vine con unas expectativas de pertenecer al primer equipo que luego no se cumplieron, pero eso ya es pasado. El Zaragoza siempre va a ser mi club, mi casa. Seguramente yo pude dar más, no me salieron las cosas bien. Fue una cosa mutua de las dos partes y, al final, mi sueño de triunfar con el Zaragoza no se dio.

Etiquetas
Comentarios