Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El sueño olímpico de Enrique Clemente

El joven central aragonés ya se ejercita con la selección española sub 21. Lucirá el número 19 en su estreno internacional en la categoría, con Tokio 2020 en el horizonte.

Real Zaragoza
Clemente, emocionado a la conclusión del partido ante el Elche.
José Miguel Marco

El primer día de Enrique Clemente con la selección española sub 21 culminó con una guinda inmejorable: Robert Moreno, entrenador de la absoluta, le reclutó junto a sus nuevos compañeros y organizó un partidillo por la tarde en el que se entremezclaron los jugadores de uno y otro equipo. Fue el colofón a un día especial para el joven central del Real Zaragoza, quien se incorporó al mediodía a la dinámica de la sub 21 en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas. Allí, le esperaba el cuerpo técnico, con el seleccionador Luis de la Fuente al frente. Por la tarde, estaba programado la primera sesión de trabajo, enfocada a la preparación del primer partido de esta ventana internacional, el próximo jueves en el estadio de Santo Domingo de Alcorcón contra Macedonia del Norte. Pero el seleccionador de la absoluta, Robert Moreno, preparó un original entrenamiento, donde fusionó a la selección mayor y la pequeña. 

Dividió a todos los jugadores en dos grupos, en función del desgaste y en si jugaron partido con respectivos sus equipos el domingo. De la absoluta, solo Kepa Arrizabalaga, Dani Carvajal, Juan Bernat, Thiago Alcántara, Mikel Oyarzabal y Paco Alcácer participaron en el partido tras calentar sobre el césped y completaron un entrenamiento de tan solo una hora. Y ahí es donde gozó de protagonismo Enrique Clemente, quien ya sabe el dorsal que vestirá en los encuentros frente a Macedonia del Norte e Israel si tiene la oportunidad: el 19.

El zaragozano da sus primeros pasos en la selección sub 21 y tendrán ahora dos partidos para exhibir el potencial que ya está revelando en el Real Zaragoza durante el arranque de campaña. Luis de la Fuente cuenta con él como central zurdo, una condición que puede abrirle en el futuro las puertas de par en par. Hay pocos y pocos buenos. Y eso concede una ventaja estratégica a Clemente de cara a desarrollar una larga carrera en la sub 21. Ahora comparte posición en la selección con Eric García (Marchester City), Jorge Cuenca (Barcelona) y José Amo (Sevilla). Solo él y Cuenca son zurdos, en una nómina de centrales llamativa por su juventud: Clemente y Cuenca son de 1999 (20 años), Eric García es de comienzos de 2001 (18 años) y Amo es de 1998 (21 años). Francisco Montero (Deportivo), fuera en esta lista, también zurdo, también es de 1999.

El camino olímpico

Más allá de los dos partidos oficiales que reserva el calendario, correspondientes a una fase de clasificación para la Eurocopa 2021 de Hungría y Eslovenia, Clemente y sus compañeros de generación observan en el horizonte los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, con España ya clasificada. El bloque que acuda el próximo verano al evento, en principio, será una mezcla de la actual selección sub 21 y la que conquistó el pasado verano la Eurocopa, obteniendo así billete para los Juegos. La edad máxima para jugarlos que recoge la normativa del torneo de fútbol es 23 años, con la excepción de tres jugadores que pueden superar esa edad. La fecha de nacimiento de referencia es el 1 de enero de 1997. Precisamente, en el caso de los centrales españoles, hay un escalón generacional. Como sucede ahora por ejemplo con Clemente, en la anterior camada los centrales también eran un año menores que el grueso del equipo. Es el caso de Jesús Vallejo (Wolverhampton) y sus compañeros Jorge Meré (Colonia) y Unai Núñez (Athletic). Además, es conocida la voluntad de Sergio Ramos e incluso de Gerard Piqué de ir a los próximos Juegos Olímpicos.

Enrique Clemente no lo va a tener fácil, pero no imposible. Habrá que ver también los criterios que rigen a la hora de configurar una posible lista olímpica en la federación, pues en anteriores citas, como Londres 2012, prevaleció el espíritu de grupo: quienes habían contribuido a la clasificación o habían integrados los equipos preparatorios tuvieron siempre ventaja sobre excepciones de edad. Podría incluso darse el caso que Enrique Clemente y Jesús Vallejo, en función de lo que diga su fútbol a lo largo de la temporada, compartieran lista olímpica como centrales. Palabras mayores. Un sueño. Dos aragoneses mano a mano en Tokio, algo que ya sucedió en 1980, en Moscú, cuando Víctor Muñoz y Paco Güerri acudieron a los Juegos Olímpicos. ¿Por qué no repetir?

Etiquetas
Comentarios