Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Diez años del 'milagro' del Negro Cáceres

El 1 de noviembre de 2009, el excentral del Real Zaragoza de la Recopa recibió un balazo en la cabeza del que sobrevivió tras superar un estado límite. Ahora, aún se recupera en Buenos Aires, dirigiendo una escuela de fútbol

Fernando Cáceres en el césped de La Romareda
Fernando Cáceres en el césped de La Romareda en el homenaje que le dedicó el Zaragoza en 2013
TONI GALAN/ A PHOTO AGENCY

Han pasado ya diez años del día que Fernando Cáceres, leyenda de la Recopa del Real Zaragoza, volvió a nacer. Al frente de una escuela de fútbol en Argentina, su país, cerca de niños y jóvenes con el sueño de ser futbolistas, el Negro no le pierde la mirada al Zaragoza, club que hace seis años le brindó un homenaje con 18.000 aficionados en La Romareda. Entonces, necesitaba de una silla de ruedas y apenas se mantenía unos segundos en pie. Hoy, ya camina apoyado en un bastón, a la espera de encerrarlo en el desván junto a la silla. Fue el 1 de noviembre de 2009 cuando el zaragocismo se sobresaltó con las noticias que llegaban de Buenos Aires. Unos pandilleros le fueron a robar y le pegaron un tiro a quemarropa. La bala le entró por el ojo derecho, le reventó la órbita y ahí se quedó, a milímetros de romperle el cerebro.

Según sus amigos más cercanos, entre ellos sus excompañeros de la Recopa con los que mantiene contacto a menudo vía mensajes telefónicos, Cáceres avanza lentamente, pero bien hacia la normalidad. Ha recuperado mucha autonomía y movimiento, y todos los días los pasa en su club, el Fernando Cáceres, dedicado especialmente a la formación. Cáceres sigue agarrado al fútbol y no desiste en su empeño de entrenar al Zaragoza alguna vez.

Atrás queda el suceso trágico de esa barriada de Buenos Aires hace diez años. Cáceres estuvo casi muerto, ingresado en estado crítico durante semanas. Tenía “pocas posibilidades de vida”, según los partes médicos, a la vez que daban a conocer que el proyectil se encontraba alojado en la región “paratemporal derecha, con una entrada sobre el globo ocular derecho y una fractura en la base del cráneo”. No fue extraído para evitar complicaciones. Por su parte, Alejandro Collia, Ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, declaró que el exzaragocista:"Está en manos de Dios y de los médicos (...) Estamos trabajando para salvarle la vida". Pero salió adelante, podría decirse, de forma milagrosa. Desde entonces, su recuperación se ha basado en pequeñas conquistas: recuperar la consciencia, el habla, la movilidad superior, levantarse, apoyarse de pie, andar con ayuda, andar sin ayuda… Cada día es una victoria para Cáceres.

Etiquetas
Comentarios