Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Día y medio de reflexión en todos los ámbitos del Real Zaragoza

La crisis del equipo, confirmada en Gijón con la goleada encajada (4-0), se abordará desde esta tarde, con mesura, calma y sin alarmismo.

Final del partido en Gijón este pasado domingo, con 4-0 adverso para el Real Zaragoza. Alberto Belsué, el delegado, consuela a los jugadores camino de los vestuarios.
Final del partido en Gijón este pasado domingo, con 4-0 adverso para el Real Zaragoza. Alberto Belsué, el delegado, consuela a los jugadores camino de los vestuarios.
Flores (LOF)

Este lunes fue un lunes de reflexión individual y solitaria por parte de la totalidad de los componentes del Real Zaragoza, en todos sus ámbitos, dentro y fuera del vestuario. A todos los efectos, supuso un día inhábil en el análisis concienzudo de la crisis de resultados e identidad futbolística que vive el equipo zaragocista y que, con el 4-0 encajado en Gijón el domingo, quedó confirmada sin excusa alguna.

El viaje de regreso desde Asturias había concluido a las 3 de la madrugada, después de ocho horas nocturnas de autocar y autopista en los que se rumió el varapalo recibido en El Molinón. Por eso, por la mañana no hubo actividad alguna. Además, algunos dirigentes de la SAD viajaron pronto a Madrid, donde una larga reunión de la Liga de Fútbol Profesional concitó a todos los clubes de la competición española hasta entrada la noche.

El equipo se desenchufó durante día y medio de las rutinas de los entrenamientos. Víctor Fernández los citó para las 5 de la tarde de hoy martes en la Ciudad Deportiva y les recomendó reflexión, positivismo en el análisis de las cosas y propósito de enmienda. Como ya advirtieron en la zona mixta del estadio gijonés los capitanes Javi Ros y Cristián Álvarez, la clave para salir de este socavón enorme en el que se ha metido el equipo es aplicar una larga sesión de autocrítica.

Mientras tanto, en el área deportiva, Lalo Arantegui prosigue en su afán de poder acercar algún fichaje a las redes, escasas de euros y de cintura de negociación (por esa misma causa), de un Real Zaragoza que busca un recambio en la delantera para Dwamena y, a ser posible, también ese centrocampista que se quedó en el tintero en septiembre. Son días de incertidumbre también en los despachos en este sector, pues aún falta por rematarse toda la documentación oficial de la patología cardiaca de Dwamena, clave del asunto para que el club zaragocista pueda actuar.

Total, que hasta la tarde de este martes no se reanudará la actividad, con sus rutinas habituales que, por motivos obvios, vendrán más cargadas de percusión que de normal porque, lo que está ocurriéndole al equipo, se sale fuera de lo natural y de la lógica. No obstante, todas las fuentes consultadas ayer por HERALDO, en todos los sectores del club, coinciden en que el tratamiento del caso se hará son mesura, con calma y sin alarmismo. Por ahora, por más que duela lo que se ve y cueste dar crédito a la mutación negativa del grupo respecto del sobresaliente inicio de temporada, la solución a la crisis se desea abordar con naturalidad. No en vano, el Real Zaragoza sigue 7º en la tabla, en puntos de Promoción de ascenso.

Etiquetas
Comentarios