Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

El mensaje de Víctor por el perjuicio, en su día, de la suspensión de Fuenlabrada

El entrenador del Real Zaragoza, a 24 horas de recuperar el partido aplazado hace un mes por un atípico brote de gastroenteritis en buena parte de la plantilla local, subraya los efectos secundarios que ahora sufrirá su equipo por ello.

Víctor Fernández, en la tarde de este martes, en la previa al partido del Real Zaragoza en Fuenlabrada.
Víctor Fernández, en la tarde de este martes, en la previa al partido del Real Zaragoza en Fuenlabrada.
Toni Galán

Víctor Fernández, como todo el zaragocismo, ve ya cerca el deseo de recuperar cuanto antes el partido pendiente con el Fuenlabrada. Lo hará en horas, a las 21.00 de este miércoles en el estadio Fernando Torres de la localidad madrileña. Por fin. 

En diversas facetas del día a día, durante el último mes, el Real Zaragoza ha visto alterado su modo de operar al comenzar el primer tramo de la liga con el balance capado en un choque liguero, que dejó en el aire la disputa de 3 puntos. Sobre todo en lo anímico, en las opciones perdidas de haber alcanzado un medio ambiente con mayor viento de cola entre el zaragocismo respecto de la clasificación de su equipo en varias jornadas recientes. 

Como el cuadro blanquillo ha estado siempre en el grupo de cabeza gracias a su excelente cosecha de puntos desde el pistoletazo de salida del torneo, ese agujero por cubrir le impidió, en varias jornadas, optar a meterse en puestos de ascenso. Incluso, en aquella jornada 6ª en la que el partido se fue al limbo por una atípica epidemia súbita de gastroenteritis en el seno del club fuenlabreño (al regreso de jugar en Lugo), de haber podido ser líder puntual, en el caso de haber ganado el Real Zaragoza en el sur de Madrid.

A partir de la medianoche del miércoles, Real Zaragoza y Fuenlabrada se pondrán al día. Los madrileños, en un debut en el fútbol profesional digno de ser destacado con letras de molde por su magnífico arranque de liga, también aspiran (y vienen haciéndolo desde el principio) a lo mismo que el Zaragoza. Y ya no cabrá añadir más la coletilla "con un partido menos en la tabla" que, hasta ahora, ha debido ser apostillada en un gesto de distorsión inevitable del posicionamiento real.

"Este partido nos permitirá clarificar más nuestra situación real en la clasificación. Yo ya tengo ganas de jugar este partido. La verdad es que, cuando la suspensión, fue un momento muy diferente al que vamos a afrontar este partido ahora ante el Fuenlabrada. En aquellos momentos, creo recordar que no había ningún lesionado, estábamos todos. Y ahora llegamos con dos bajas seguras, Dwamena y Vigaray, y seguro que va a haber más. Pero no sabes nunca lo que va a ocurrir, así que no te puedes lamentar", comenzó indicando Víctor Fernández, el entrenador del Real Zaragoza, al rememorar aquel singular episodio que impidió el primer viaje a Fuenlabrada.

Víctor, como todos quienes vivieron aquellas horas de confusión e incertidumbre, no solo hasta que se confirmó el aplazamiento sino, también después, cuando se vio que el Fuenlabrada se reponía en poco tiempo y viajaba a Tenerife para acometer el siguiente partido, que acabó ganando 0-1 en el Heliodoro Rodríguez, añadió esta valoración al evento que ahora va a sellarse con 29 días de diferido.

"Ellos tuvieron que suspender el partido y, en 72 horas, tuvieron después una recuperación prodigiosa, de todos. Recuperaron a todos los titulares, fueron a Tenerife y ganaron. Ahora, nosotros no llegamos en las mismas condiciones físicas que, a priori, teníamos en aquel momento. Ni tenemos la misma disponibilidad de jugadores. Pero esto no descifra ni cuál iba a ser el resultado entonces ni cuál será ahora", remarcó el aragonés.

"Aunque estemos limitados, vamos a ir a Fuenlabrada con toda la ambición del mundo para ganar. Claro que me gustaría ir con todos los efectivos, sí. Pero esta es la competición", concluyó, dejando claro que el Real Zaragoza, que actuó en su momento con cautela, elegancia y juego limpio ante el problema planteado por el rival madrileño que fue atendido finalmente por La Liga y la Federación, es legítimo que ahora analice la desembocadura con cierto amargor en el paladar, pues ha terminado, a priori, por ser perjudicado siendo un mero sujeto paciente en la película de los hechos. 

El miércoles por la noche, en el Fernando Torres, el fútbol pondrá la contabilidad de puntos, goles y clasificación del Real Zaragoza y el Fuenlabrada al día. Y este asunto quedará lacrado para los restos. 

Etiquetas
Comentarios