Real Zaragoza

real zaragoza

Adiós de Verdasca en la Ciudad Deportiva

El central portugués, a falta de la confirmación oficial del Real Zaragoza, se marcha al Beitar Jerusalén de Israel y en la mañana de este jueves recogió sus cosas en la Ciudad Deportiva y se despidió de sus compañeros.

Verdasca (de blanco y con gorra) se abraza con Kagawa a la salida del vestuario del Real Zaragoza, este jueves en la Ciudad Deportiva, antes de partir hacia Israel, su nuevo destino.
Verdasca (de blanco y con gorra) se abraza con Kagawa a la salida del vestuario del Real Zaragoza, este jueves en la Ciudad Deportiva, antes de partir hacia Israel, su nuevo destino.
José Vidal

Diogo Verdasca ya ha emprendido viaje hacia la capital histórica de Israel, Jerusalén, en uno de cuyos clubes de Primera División, el Beitar, jugará a partir de ya mismo. El central portugués abandona el Real Zaragoza, tal y como quería el club aragonés y como ya le advirtió en junio que debía ocurrir. 

Falta la confirmación oficial del club zaragocista, pero el Beitar Jerusalén se anticipó a los acontecimientos e hizo público el fichaje a primera hora de la noche anterior, la del miércoles. Además del acuerdo entre el Real Zaragoza y el Beitar, en este caso concurre una opción de tanteo de su club de procedencia, el Oporto de Portugal (llegó hace dos años a La Romareda de su filial, el equipo B que milita en Segunda). Y por este flanco todavía no estaba cumplimentada toda la documentación firmada a primera hora de la matinal del jueves. Esa es la razón por la que en la sede zaragozana aún no se anuncia con oficialidad un trato que, por otra parte, no parece tener ningún riesgo de ruptura in extremis. 

Verdasca, de hecho, acudió a la Ciudad Deportiva para recoger en una bolsa sus enseres de la taquilla personal y, antes del entrenamiento del equipo (el primero que él ya no lleva a cabo como blanquillo), despedirse de sus compañeros, el cuerpo técnico y los auxiliares diversos de la primera plantilla zaragocista. El de Guimaraes ha cubierto así dos temporadas en el Real Zaragoza y prácticamente toda la pretemporada de esta tercera, aunque enseguida fue apartado por el club de la disputa de los amistosos de verano para evitar riesgos, pues se daba por segura su salida a otro equipo. 

La condición 'sine qua non' era que la operación dejara réditos en forma de traspaso. Así que el Beitar Jerusalén ha debido pagar una cantidad por hacerse con los servicios de Verdasca, cifra que por ahora no ha trascendido en la premura de la consumación de su cambio de equipo, que todavía debe refrendarse al cien por cien pese a que el futbolista llegará a Jerusalén a lo largo del día de hoy.

Etiquetas
Comentarios