Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

Eguaras, la piña humana, las tensiones del pasado, los peligros y la buena gente

El centrocampista navarro, uno de los veteranos con galones en el vestuario del Real Zaragoza, destila la bonanza del cambio vivido en el grupo este verano, tras el caótico año pasado.

Íñigo Eguaras, con el balón, en el último entrenamiento en Boltaña.
Íñigo Eguaras, con el balón, en el último entrenamiento en Boltaña.
Daniel Marzo

Íñigo Eguaras ejerció de portavoz del vestuario tras el entrenamiento matinal de este viernes en la Ciudad Deportiva. El centrocampista navarro porta galones de veterano y tipo con peso específico en el grupo. Inicia su tercera temporada en un grupo remozado notablemente desde sus primeros pasos en el Real Zaragoza. A sus 27 años, su figura es de las que da consistencia al esqueleto zaragocista en los tiempos presentes.

Y, desde ese prisma, una parte de su rueda de prensa ha dejado poso. Porque destila un cambio notable en la estructura humana del vestuario en lo que va de verano. Porque denuncia entre líneas que se viene de pasar un año difícil (no solo en lo puramente deportivo). Porque sugiere que era necesario una mutación en talantes y comportamientos en la caseta del Real Zaragoza. 

"Nosotros, ahí dentro, estamos haciendo una piña, que necesitábamos. Creo que es necesario", expuso el de Ansoáin cuando habló de las características de la plantilla que está retocando de forma notable Víctor Fernández. Eguaras incidió en que ahora "entre todos, tenemos buen ambiente". 

La siguiente pregunta quedó servida. Cortita y al pie. ¿No hubo ese buen ambiente el año pasado? Y Eguaras dijo esto: "En estos tres años que yo llevo aquí, el grupo siempre ha estado unido. Pero sí que es verdad que hubo momentos en los que ha habido más tensión. Y el grupo... como que se venía un poco abajo...", admitió.

Para culminar su descripción, Eguaras hizo un cotejo entre los que han llegado nuevos en las últimas semanas y el estado anterior de las cosas en los vínculos de la plantilla: "Se ve que, este año, la gente que ha llegado nueva son buena gente. Dan ambiente. Valoran lo que tienen y a donde han venido", subrayó con profundidad de carga en la frase. 

Y remató: "El vestuario, en estas últimas semanas, está siendo una piña. Y el ambiente está siendo fenomenal". Enorme fotografía panorámica la de Íñigo Eguaras. A todo color. 

Etiquetas
Comentarios