Real Zaragoza

real zaragoza

El United se lleva a Mateo, joya del Real Zaragoza cadete

Delantero de 16 años, se incorporará al club inglés. El Arsenal, el Atlético de Madrid y el Valencia también pujaban por este destacado valor.

Mateo Mejía, en el partido ante el Spartak de Moscú cadete.
Mateo Mejía, en el partido ante el Spartak de Moscú cadete.
Rubén Losada

El brillo futuro de Mateo, una de las joyas del Real Zaragoza cadete y uno de los jugadores más refulgentes de la generación de 2003, se aleja de La Romareda. El joven talento aragonés ha llegado a un acuerdo con el Manchester United. Jugador de banda, muy rápido, fibroso y con gol, Mateo ha deslumbrado en el curso que ahora se extingue. Igual en la División de Honor Cadete que en los torneos en que el Zaragoza ha competido a alto nivel, el delantero ha sido seguido muy de cerca, además de por el United, por el Atlético de Madrid, el Valencia y el Arsenal. Finalmente, se ha decidido por los ‘red devils’

Vive el fútbol de formación zaragocista momentos de efervescencia. La consecución del título liguero en la División de Honor Juvenil y de la Copa de Campeones han evidenciado la jerarquía de la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza como centro de formación de primer orden en el fútbol español. Detrás de esa fantástica generación pilotada por Iván Martínez, aparecen talentos que figuran en todas las agendas de los clubes de élite de España y de Europa. En todos los blocs aparecía subrayado el nombre de José Mateo Mejía Piedrahita, un fantástico jugador de banda con desborde y gol.

El montante de la operación son 670.000 euros de los que el Zaragoza percibirá poco más de 100.000.

Iniciado en el vergel del Amistad de Ángel Hervás Hernández, Mateo acaba de firmar un año de ensueño con el Real Zaragoza cadete de Raúl Martínez. Anotó 53 goles en 29 partidos de liga. Además, marcó tres goles en el Torneo Cesaraugusta, donde el conjunto aragonés superó en la final al Spartak de Moscú, y literalmente se salió en otra cita de vanguardia en el fútbol base, como es el Torneo de Cabanillas (Navarra), donde el Real Zaragoza fue tercero, con siete goles de Mateo. En este último torneo, en el que el Real Madrid se impuso en la final a Osasuna, el club madridista también realizó un seguimiento de Mateo y de otros valores que aglutina el poderoso conjunto cadete zaragocista.

En un principio, fueron dos clubes españoles, el Atlético de Madrid y el Valencia, los que más énfasis pusieron en hacerse con los servicios de Mateo Mejía. Pero después, la iniciativa de dos clubes de la ‘Premier’, el Arsenal y el Manchester United, fue superior. El joven futbolista incluso habría visitado las residencias del Arsenal y del United, habiéndose decidido finalmente por esta segunda opción.

La generación del 2003 de la Ciudad Deportiva zaragocista es extraordinaria. Además de Mateo, nombres como el lateral derecho Marcos Luna, el mediocentro Rubén Colmenar, el interior zurdo Pablo Cortés y el mediapunta Alejandro Juliá apuntan alto. Además, dos talentos también nacidos en este mismo año, el central Ángel López y el delantero Luis Carbonell, ya han alterado el orden natural, habiendo jugado este curso con el conjunto de Liga Nacional Juvenil pese a pertenecer todavía a edad cadete. Con esta medida, el Real Zaragoza persigue acelerar la progresión de unos futbolistas en los que hay fundadas esperanzas.

Jorge Alastuey también nació en el fructífero 2003, pero emigró al Barça años atrás. Alastuey bien podría estar censado en una hipotética alineación de zaragocistas emigrados. En ella figurarían los talentos captados por otros clubes: desde Paolo Fernandez (nacido en 1998), pasando por Manu Morlanes (1999), Álex Milllán (1999), Darío Ramos (1999), Álex Puertas (1999), Javier Comeras (2000), Álvaro Sanz (2001), Antonio Sola (2001), Marc Cucalón (2004), Iker Gil (2004)... Ahí tienen futbolistas que se desenvuelven en todas las posiciones, desde la portería al extremo izquierda. Una bonita alineación.

Una vez alcanzado el filial, también abandonó el club este curso Rafa Tresaco (2000). Ya en el primer equipo, del futbolista del que se obtuvo un verdadero rendimiento económico fue de Jesús Vallejo, y en menor medida de Sergio Gil y de Diego Rico. Sus traspasos se entienden desde las tensiones de tesorería propias de un club de Segunda División con una cantera de vanguardia española y europea.

Etiquetas
Comentarios