Real Zaragoza

Real Zaragoza

Real Zaragoza: travesía hacia la salvación

Cuatro partidos se presumen claves en las últimas ocho jornadas: Córdoba, Extremadura, Numancia y Tenerife marcará su destino final en la temporada

Partido Real Zaragoza Alcorcón en La Romareda
Crisitian intenta animar a Álex Muñoz
Toni Galán

Golpeado por la derrota contra el Alcorcón, el Real Zaragoza se asoma al futuro con la agenda en una mano, la calculadora en la otra y el corazón encogido. La última jornada ha sido demoledora para sus intereses. Lo que se intuía una fecha bisagra, esencial en su camino hacia la tranquilidad, se ha convertido en un puñal. Ganaron todos los rivales de la zona baja: el Extremadura saltó la banca en Málaga, el Lugo arrasó al Córdoba, el Tenerife liquidó al Rayo Majadahonda… Además, el Numancia raspó un punto contra el Mallorca. Ante el chorro de presión de estos resultados, la victoria contra el Alcorcón en La Romareda cobraba un valor vital. Sin embargo, el Zaragoza derrapó ante su afición, en un partido en el que fue de más a menos, víctima de su inconsistencia en defensa, su crónico desacierto en el gol, su falta de serenidad, su caos ofensivo, la mala digestión de los cambios tácticos efectuados por Víctor Fernández en la segunda mitad... En definitiva, el Zaragoza se ha complicado la vida, y, a falta de ocho jornadas, su estado es de máximo peligro después de cómo se ha enrevesado la pelea por la permanencia en las dos últimas semanas. De tener el futuro más o menos despejado cuando ganaba en el minuto 90 en Cádiz, el Zaragoza ha pasado en pocos días a una situación de incertidumbre, nervios y temores.

Es tiempo, así, de mirar los calendarios y buscar puntos donde sea necesario. La lucha por la supervivencia ya deja algunas conclusiones. Nástic y Córdoba ya están sentenciados, solo un una reacción histórica les evitaría ser los acompañantes del Reus en el descenso a Segunda B. De este modo, la plaza número 19 de la tabla, la última rendija hacia el desastre, presenta una pugna incandescente. Extremadura, Lugo, Zaragoza, Numancia, Rayo Majadahonda y Tenerife son los equipos amenazados por esa lengua de fuego.

Desde la perspectiva del Real Zaragoza, estas ocho jornadas finales traen, al menos, una bombona de oxígeno. La próxima jornada sumará sí o sí los tres puntos. Le toca jugar contra el Reus, conjunto descalificado desde enero y contra quien todos los rivales cuentan su partido por victoria en la segunda vuelta. Extremadura y Lugo ya ha computado esos tres puntos, como también Tenerife. Así que, de sus rivales directos, solo Numancia y Rayo Majadahonda tienen ese triunfo seguro en este tramo final.

Loading...

Más allá del Reus, el Zaragoza, con sus 41 puntos, deberá estirar el sufrimiento en siete partidos en los que aparecen cuatro citas clave, decisivas, para sumar, al menos, hasta los 48, aunque, quizá, viendo cómo Extemadura y Lugo están marcando un ritmo creciente en las últimas jornadas, sean necesarios los 50 puntos para certificar la salvación. Los cuatro partidos cruciales que le quedan al Zaragoza son contra el Córdoba, desahuciado, y, sobre todo, la visita al Extremadura el fin de semana del 11 y 12 de mayo. Luego, le quedarán las dos últimas jornadas contra rivales ahora directos, pero que habrá que ver entonces, contra Numancia en La Romareda en la penúltima jornada y frente al Tenerife, allí, en la despedida de la temporada. Estos cuatro partidos, en principio, marcarán el destino del Zaragoza. Entre medio, el equipo aragonés se medirá a tres conjuntos que aspiran al ascenso. Su ventaja es que dos de esos partidos serán en La Romareda, donde la escuadra de Víctor Fernández no puede seguir manifestando tanta debilidad. En su estadio, recibirá al Deportivo, ahora en crisis, y al emergente Sporting. Además, a tres jornadas del final, visitará al Málaga. Este es el duro y exigente camino hacia la salvación.

Etiquetas
Comentarios