Despliega el menú
Real Zaragoza

real zaragoza

"Que no, que no... que este partido no nos va a hacer daño"

Víctor Fernández, con las heridas abiertas por el descalabro del Real Zaragoza en Mallorca, intentó tapar con cal la goleada en Son Moix con urgencia para hablar ya del Nástic.

Desolacion MALL ZAR final partido
Imagen de la desolación de los jugadores del Real Zaragoza a la conclusión del partido de Mallorca a las 23.00 de este lunes en Son Moix (3-0).
Tooru Shimada

"Que no, que no... que este partido no nos va a hacer daño", replicó Víctor Fernández en la sala de prensa de Palma de Mallorca a la conclusión del partido que el Real Zaragoza perdió en Son Moix por 3-0 en un descalabro palmario.

El entrenador aragonés, en su primera explicación del partido, ya había intentado centrar los problemas mayores del choque ante los baleares en un mal arbitraje, en el mal fario de las lesiones, en los contratiempos anejos al mero fútbol. Y, como cierre de las primeras apreciaciones, él mismo citó ya el siguiente duelo ante el Nástic... cuando acababa de empezar a analizar la derrota ante el Mallorca, consumada 5 minutos antes. Y no le pareció bien que desde la bancada de los periodistas se insistiera en el posible daño que esta goleada (edulcorada para lo que pudo ser en una noche más torcida) puede hacer, no solo en el equipo, sino, sobre todo, en el ánimo de la afición, del entorno blanquillo, ante los importantes días que se avecinan en la recta final de la liga, aún con la permanencia por atar. 

"Nuestra labor a nivel psicológico es terminar el partido y pensar en el siguiente. Y pensar en ganar. Y no bajar la cabeza porque con eso no haces absolutamente nada", expuso Víctor Fernández con tono imperativo. El técnico, aún con las heridas abiertas por el descalabro del Real Zaragoza en Mallorca, intentaba tapar con cal la goleada en Son Moix con urgencia. Si hubiese podido, no hubiera invertido ni medio minuto en hablar del 3-0 ante los isleños. Él quería saltar con pértiga el bofetón mallorquín para hablar ya del Nástic. Pero eso, como resulta obvio, es un imposible. Antes de llegar al 3, hay que pasar por el 1 y por el 2. Y hasta por sus decimales. Siempre. 

"Es feo el resultado. Es feo. Pero, insisto, no hemos perdido más que 3 puntos. Estoy convencido de que no nos va a dejar secuelas", quiso rubricar, sellar y lacrar Víctor en su segundo intento por disolver en ácido el 3-0 de Mallorca. 

"Sé que no es fácil... es más sencillo digerir un 3-0 a favor que un 3-0 en contra. Pero también es más fácil jugar contra 10 que contra 11... pero no voy a justificar el resultado..." apostilló un tanto cansado tras apenas 2 minutos de rueda de prensa.

Y es que Víctor Fernández, si hubiera tenido el resorte del tiempo, habría terminado la rueda de prensa nada más rematar su primera frase. Esa que dijo: "El partido del Nástic… les he dicho a los jugadores que hay que empezar a ganarlo ya mismo. No caben ni lamentaciones ni bajar la cabeza. Estoy convencido de que este resultado no va a hacer mella en nosotros. Hay que pensar en positivo. Y afrontar el partido próximo con decisión, con determinación, con firmeza y con mucha agresividad". O sea, de lo sucedido en Mallorca, ni hablar de peluquín.

Etiquetas
Comentarios