Despliega el menú
Real Zaragoza

Gual, el gol, los simulacros de Víctor, el intento de mejorar la puntería

El entrenador del Real Zaragoza explica cómo ha intentado esta semana ajustar la puntería en ataque, con el señalado delantero catalán como principal protagonista.

Marc Gual, lloroso, a la conclusión del partido Real Zaragoza-Málaga el pasado fin de semana.
Gual, el gol, los simulacros de Víctor, el intento de mejorar la puntería
Daniel Marzo

El partido de este sábado en Majadahonda tendrá un sujeto protagonista con mayor relevancia que el resto en las filas del Real Zaragoza: el delantero Marc Gual. Su actuación el último día ante el Málaga, gota que colmó el vaso de muchas tardes de falta de olfato goleador, lo puso en el foco de las críticas generalizadas entre el zaragocismo. El punta catalán acabó llorando en el campo, hundido en el vestuario a la conclusión del duelo con los malacitanos. Estuvo en boca de todo el mundo. Y ahora llega este nuevo encuentro liguero en Majadahonda, donde se presume de nuevo titular en el eje del ataque blanquillo.

Gual ha terminado la primera vuelta del torneo con solo 2 goles en su haber en 18 partidos jugados, más de 1.100 minutos sobre el césped. Y Víctor Fernández, como reconoció en su rueda de prensa previa al viaje a Madrid, únicamente ha pedido al club un refuerzo ex profeso en el mercado invernal: un delantero goleador. Una solicitud que deja en evidencia asimismo a Gual y al resto de hombre de vanguardia de la actual plantilla por motivos obvios. Mientras tanto, la semana ha discurrido con el alto volumen de errores ante el gol vividos frente al Málaga como elementos a mejorar de inmediato y con urgencia en los prolegómenos de la visita a Majadahonda.

Víctor Fernández explicó cómo ha abordado este asunto en los entrenamientos con balón a puerta cerrada. "Lo que yo exijo es máxima concentración. Que no haya dejadez. Hay que insistir, insistir y seguir insistiendo en la búsqueda del gol. Y generar los espacios y los movimientos para que el gol llegue. ¿La puntería? La estamos entrenando", comenzó contando.

"Intentas entrenar, intentas hacer acciones que se acerquen mucho a lo que luego se da en un partido. Pero luego las tenemos que meter. Claro, aquí entrenamos vacíos, sin nadie en la grada; ni siquiera estáis vosotros (los periodistas) para controlar los entrenamientos. No hay espectadores que protestan o te empujan. No hay rivales. Entonces, aunque te quieras acercar a la competición, estamos lejos de lo que es la competición", argumentó en voz alta para indicar que, en realidad, lo que verdaderamente sirve en estos casos es la reacción de los delanteros señalados en los partidos de verdad, en los momentos culminantes que vuelvan a presentarse con los puntos en juego. Los simulacros entre semana no dejan de ser eso, simulacros.

Fernández no quiso centrarse de lleno en la figura de Gual, a la espera de acontecimientos en Majadahonda que den argumentos para la reparación de la deficiente solvencia ante la portería que está mostrando el '20' zaragocista desde el inicio de la liga. "He trabajado con Marc Gual, pero no solo con él. También con la defensa, porque cuando te despistas encajas un gol y hay que visualizarlo y trabajarlo. Es el día a día", dijo Víctor difuminando al principal receptor de los mensajes.

Etiquetas
Comentarios