Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

El mal de jugar siempre a remolque

El Real Zaragoza acumula once jornadas consecutivas sin adelantarse en el marcador, algo que solo ha hecho cinco veces en toda la primera vuelta.

Los jugadores del Real Zaragoza se lamentan tras encajar un gol frente al Málaga.
Los jugadores del Real Zaragoza se lamentan tras encajar un gol frente al Málaga.
José Miguel Marco/Toni Galán

El Real Zaragoza viene atravesando en los últimos meses una rémora de evidentes dimensiones: lleva once partidos consecutivos sin ponerse por delante en el marcador. Un dato revelador, alarmante, que viene lastrando el rendimiento del equipo durante todo el campeonato, especialmente en la etapa de Lucas Alcaraz y en los primeros encuentros con Víctor Fernández.

La última vez que el conjunto aragonés mandaba en el marcador fue el pasado 21 de octubre, en la 10ª jornada, cuando Javi Ros, en el minuto 88, adelantaba al Zaragoza de penalti frente al Tenerife en La Romareda. Ya en el tiempo de descuento, Bryan Acosta empataba para los visitantes, en un gol que suponía la guillotina de Imanol Idiakez, destituido unos minutos después de terminar el encuentro.

Su reemplazo en el banquillo fue Lucas Alcaraz, que dirigió al equipo durante ocho jornadas. Las dos primeras fueron derrotas (2-0 en Elche y 0-2 ante el Granada), mientras que la única victoria llegó en la siguiente, en la visita a Tarragona, un encuentro que el Zaragoza remontó 1-3 después del tempranero gol de Fali (minuto 4). Ante el Mallorca, en La Romareda, igualó a dos tantos, también después de situarse dos goles abajo en el marcador.

Frente al Alcorcón (2-0), el Cádiz (0-1) y el Córdoba (0-0) no fue capaz de ver portería, mientras que ante el Deportivo de La Coruña (3-1), el gol de Javi Ros de penalti solo sirvió para igualar momentáneamente el tempranero gol del deportivista Borja Valle en el minuto 8. Aquella derrota cerraba la etapa de Alcaraz al frente del equipo, con la rotunda cifra de cero minutos mandando en el marcador. 

La llegada de Víctor Fernández, que tan bien le ha sentado al grupo en múltiples aspectos (generación de fútbol, resultados, confianza…) tampoco ha cambiado en este sentido la dinámica de anotar primero. En su estreno ante el Extremadura, el atacante Willy adelantaba en La Romareda a los visitantes con un remate a placer en el segundo palo en el minuto 37. Era el 0-1. Sin embargo, lejos de bajar los brazos, como había sucedido durante varios encuentros anteriores, el Zaragoza se repuso del tanto y remontó con merecimiento en la segunda parte con los goles de Pombo y Papunashvili.

Similar guión de partido manejó el equipo zaragozano en Gijón. Djurdjevic golpeó primero para el Sporting con un tempranero tanto en el minuto 18, pero el Zaragoza se sobrepuso inmediatamente y volteó el luminoso antes del descanso con tantos de Álex Muñoz (26) y Guti (38). En la última jornada, frente al Málaga, el Zaragoza de nuevo tuvo que remar a contracorriente tras el gol de Ricca en el 30. En esta ocasión, la falta de puntería evitó la remontada que, de nuevo por fútbol, mereció el conjunto de Víctor Fernández.

Además del citado encuentro ante el Tenerife, el Zaragoza solo se ha adelantado en el marcador en cuatro encuentros más del curso. En el debut frente al Rayo Majadahonda (2-1), frente a Las Palmas en la tercera jornada (1-1), en la goleada 0-4 en Oviedo y en el empate 1-1 ante Osasuna a principios de octubre. Un mal evidente, a corregir de inmediato para no verse obligado a remar siempre contra el tiempo y el marcador.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión