Real Zaragoza
Suscríbete por 1€

Idiakez: "Los entrenadores nos jugamos la vida cada 7 días, no hay proyectos, se cree muy poco en las cosas"

El entrenador del Real Zaragoza, en las horas previas al partido ante el Tenerife que supone un ultimátum para su posición al frente del equipo, explicó su sentir en momentos tan delicados.

Imanol Idiakez, durante la rueda de prensa de este viernes por la tarde en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza.
Imanol Idiakez, durante la rueda de prensa de este viernes por la tarde en la Ciudad Deportiva del Real Zaragoza.
Oliver Duch

Imanol Idiakez analizó en la tarde de este viernes su situación de ultimátum al frente del Real Zaragoza, obligado a vencer al Tenerife el domingo en La Romareda (20.00) para evitar su despido en el cargo de entrenador del primer equipo blanquillo. “Evidentemente, no es plato de buen gusto para nadie lo que está pasando. Somos personas y lo sufrimos. Pero profesionalmente estoy con los 5 sentidos en el trabajo, si cabe todavía con más pasión que otras semanas”, admitió el donostiarra en su rueda de prensa habitual de cada previa de fin de semana.

Al vasco se le recordó, al hilo de su delicada posición personal ante este partido crucial para su presente profesional, aquel episodio de Marcelino García Toral en la misma Ciudad Deportiva del Real Zaragoza en diciembre de 2009, cuando horas antes de recibir al Athletic de Bilbao en La Romareda anunció que se sentía "sentenciado, pero no ejecutado" por la directiva de entonces, la agapitista de los peores momentos recientes del club aragonés. ¿Vive algo parecido Idiakez actualmente? “No lo sé. Si digo la verdad, no lo sé. Yo solo pienso en ganar al Tenerife y no voy a dejar que pase ninguno de esos pensamientos por mi cabeza porque sería empezar a perder”, respondió a bote pronto Imanol.

Tras emitir ese sentir, el preparador de San Sebastián abundó en sus sentimientos actuales, más íntimos, directamente relacionados con el peliagudo momento que le está tocando atravesar en el último mes y medio al frente del Real Zaragoza, algo que era inesperado de todo punto hace apenas 40 días. “Creo que los entrenadores tenemos una profesión de máximo riesgo. Nos jugamos la vida cada 7 días. En el fútbol en general, esto está a la orden del día. Por desgracia para nosotros, no hay proyectos, se cree muy poco en las cosas. Y sabemos que nos jugamos el puesto cada 7 días. No pienso en las consecuencias. Si pensara en eso, no podría ni presentarme a esta sala de prensa. Pero, evidentemente, nadie quiere perder su trabajo. Y menos nadie quiere dejar de ser entrenador del Real Zaragoza porque yo tengo muchísima ilusión por darle la vuelta a la situación y de que la gente que ahora mismo no está contenta conmigo, dentro de unos meses, acabe pensando que soy un entrenador adecuado para el Real Zaragoza”, apostilló.

Se cumplen solo 3 meses desde que Idiakez inició su trabajo en el Real Zaragoza, con la estadía de Boltaña (Huesca) como punto de partida real del proyecto. Al entrenador blanquillo se le preguntó qué cosas cambiaría o haría de otra manera si pudiera dar marcha atrás en el tiempo y volver a empezar en julio. “Cambiar cosas mirando para atrás… es perder el tiempo. Las he hecho lo mejor que he sabido y que he podido. Y en ello estoy, buscando soluciones. Empezó todo muy bien. Me encontré con una dinámica muy positiva en todos los aspectos, pese a los inconvenientes que hubo desde la pretemporada con las lesiones y demás. El equipo empezó y se mantuvo vivo y con buenas vibraciones al principio, llegamos a Oviedo y parecía que esto era una obra maestra; ganamos 0-4, todo eran elogios para el equipo e, incluso, para mí… pero se ha torcido de la noche a la mañana rapidísimamente. Desde aquel balón que perdimos en Almería en el minuto 60 (el autogol de Grippo), hasta hoy. Todo ha ido en contra. Así de rápido”, dijo.

En este capítulo de su comparecencia ante la prensa, Idiakez mostró su optimismo y fe en que en la noche del domingo el Real Zaragoza haya logrado la 3ª victoria de la temporada y, con ella, su continuidad en el banquillo sea un hecho, al menos puntualmente. “No es la primera vez que un equipo que entreno pasa una mala racha. Siempre he estado de pie. Y puedo decir que, en la mayoría de los casos, le he dado la vuelta a la situación. Tengo la confianza de que aquí lo vamos a hacer”, concluyó.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión