Despliega el menú
Real Zaragoza

Igbekeme toca balón al final de la mañana y genera buenas sensaciones

El nigeriano podría volver a entrenarse este jueves con el equipo 18 días después de su lesión en Almería. Que el partido ante el Osasuna sea el lunes le da opciones de reaparecer.

Igbekeme, al inicio de la mañana de este miércoles, entrando en el gimnasio con los recuperadores.
Igbekeme, al inicio de la mañana de este miércoles, entrando en el gimnasio con los recuperadores.
José Vidal

James Igbekeme, el centrocampista nigeriano que se recupera desde el pasado día 16 de septiembre de una rotura muscular en la zona inguinal sufrida en la primera mitad del partido en Almería, emitió este miércoles las primeras señales para el optimismo de cara a que pueda regresar al equipo el lunes frente al Osasuna en La Romareda (21.00). El medio africano, que empezó la mañana como cada día en las últimas semanas dentro del gimnasio, junto a los recuperadores y fisioterapeutas, salió al césped en el tramo final de la sesión preparatoria para tocar el balón por primera vez desde que padeció el daño en los aductores. Y las sensaciones iniciales son buenas.

Desde el martes quedó establecido un marco de 48 o 72 horas claves para desvelar si Igbekeme podrá ser convocado y utilizado por Imanol Idiakez frente a los osasunistas en la próxima jornada liguera, que es la 8ª del torneo. Si la progresión es positiva, pese a que los tiempos de rehabilitación establecidos (3 semanas, 20 días) van muy justos, todos los implicados en la recuperación del '12' blanquillo son conscientes de que Igbekeme desea y hace fuerzas por volver al equipo sin esperar a Soria, frente al Numancia, el día 13 en la jornada 9ª. De lo contrario, en estas horas cruciales que ahora discurren respecto de la dolencia del nigeriano, el sentido común aconsejaría siempre no forzar para eludir peligros de recaída.

Después de este primer test favorable acaecido al mediodía de este miércoles, si todo transcurre con normalidad, Igbekeme podría reintegrarse al grupo en la siguiente cita en la Ciudad Deportiva, en la matinal del jueves. Y, ahí sí, la respuesta de su organismo ofrecería un diagnóstico mucho más preciso sobre las opciones que existen para que Idiakez pueda volver a contar con su concurso frente al Osasuna dentro de 5 días. Porque esa es la gran baza en la recuperación de un jugador que, por su aportación al sistema táctico al principio de la temporada, se ha erigido en alguien muy necesario para el técnico: el hecho de que el duelo contra los pamploneses se haya retrasado a la cola de la jornada, en la noche del lunes, ofrece unas horas que pueden resultar decisivas para un final afirmativo a su retorno al equipo.

De momento, el primer paso, el del miércoles en un breve test con el balón, abre las expectativas en positivo para la vuelta inminente de Igbekeme.

Etiquetas
Comentarios