Despliega el menú
Real Zaragoza

Papunashvili sufrió los efectos múltiples del pelotazo de Acuña en su rodilla derecha

El susto del georgiano en Albacete tuvo su origen en la parte interna de la pierna y le repercutió en el tobillo a través del giro incontrolado de toda la extremidad.

Momento en el que el pelotazo de Acuña impacta en la parte interior de la rodilla derecha de Papunahsvili en Albacete.
Papunashvili sufrió los efectos múltiples del pelotazo de Acuña en su rodilla derecha
Captura LFP TV

La lesión de Giorgi Papunashvili en Albacete, cuando transcurría el minuto 35 de la primera parte, fue más aparatosa que seria, finalmente. El georgiano del Real Zaragoza recibió un impacto con el balón en la parte interna de la rodilla derecha, cuando la tenía en el aire, lo que provocó un efecto de vibración y extensión del golpetazo de la pelota a lo largo de toda la extremedidad. Una especie de latigazo, de arriba a abajo, que acabó repercutiendo en el tobillo del futbolista blanquillo por el giro inevitable e incontrolable que sufrió.

Un gesto de su pierna que no fue nada exagerado, no forzó en exceso los movimientos normales de las articulaciones, pero sí suficiente para afectar sensiblemente a los ligamentos del pie, así como al posterior e inminente apoyo sobre el suelo tras la llamativa acción en un ataque zaragocista que cortó Acuña con una maniobra demasiado brusca pese a que no hubo contacto entre los dos futbolistas. En verdad, el punta local, metido en faenas defensivas en esa jugada, podía haberse ahorrado semejante balonazo contra el cuerpo de Papunashvili, pues dio toda la sensación de que el albaceteño fue a evitar el balón dividido, llegando antes a él y disuadiendo a Papu de ir al choque a través de ese golpeo fiero de la bola.

Papunashvili se fue del campo en camilla. Asustado y, por derivación, generando susto en los demás. Un relámpago en una pierna de ese calibre suele dejar dolorida toda su extensión. Y se suele temer por la vulnerabilidad de ligamentos, meniscos e, incluso, algún pequeño hueso. Por eso el doctor Martínez se llevó al georgiano al hospital de inmediato, para verificar cuanto antes que el asunto no encerraba nada serio. El jugador, favorecido porque hasta el próximo partido ante el Osasuna falta mas de una semana (se jugará el lunes, día 8 de octubre en La Romareda), está en disposición de superar este inconveniente que no va a ir a mayores. Y, por ello, Idiakez podrá seguir contando con él salvo evolución adversa.

Etiquetas
Comentarios