Despliega el menú
Real Zaragoza

Grippo: "Juegue o no, si el equipo gana estaré contento"

El central analiza la situación del equipo y no teme por perder un puesto en el once titular tras las dos últimas derrotas. Albacete, "no es una final".

Grippo en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.
Grippo en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.
Raquel Labodía

Simone Grippo, tercer capitán del Real Zaragoza desde su llegada el curso pasado, ha sido el encargado de hacer autocrítica y valorar la situación de su equipo después de dos derrotas consecutivas, la última más preocupante. El central ve al equipo "muy unido y preparado para darle la vuelta a esto" y además, pese a que su puesto en el once podría peligrar en vistas de algunos errores individuales y con Álex Muñoz y Perone esperando su oportunidad, no teme por perder ese puesto de titular: "Tenemos cuatro centrales muy buenos, pero lo importante es el Zaragoza. Juegue o no, si el equipo gana estaré contento", ha declarado.

Personalmente, tras cuajar un mal partido en La Romareda contra el Lugo y cometer un fallo grueso que costó un gol en Almería, Grippo asume su responsabilidad: "Dolió el fallo porque no es habitual en mí, normalmente no tengo esos errores". Sobre las derrotas, donde los de Idiakez, y el propio técnico, no han estado finos, el central ha dado su opinión: "En Almería, antes de mi error, ellos no tuvieron muchas ocasiones. Hicieron tres y una me la metí yo. Ese partido no fue tan malo. El Lugo sí que tuvo muchas oportunidades".

Descuidos que se produjeron en la salida de balón, cuya responsabilidad cayó en demasía sobre el eje de la defensa el fin de semana pasado. Grippo no rehuye a la idea futbolística: "Todos tenemos esa función, es verdad que tenemos que mejorarlo y tener más variedad, se puede jugar también un balón largo". El suizo, además,  identifica otro problema: "Hay que ser más eficaces en la zona de tres cuartos, falta el último pase".

Contra el Albacete, próximo rival de este viernes, "no es un partido a vida o muerte", pero sí vital para cambiar la dinámica: "Estamos en septiembre y no es una final, pero todos, desde el más viejo al más joven, somos conscientes de su importancia y estoy convencido de que haremos un buen partido". Grippo es positivo, y recuerda situaciones parecidas que se dieron el año pasado: "En enero rozábamos el descenso y acabamos la liga terceros. Esto es muy largo".

Etiquetas
Comentarios