Real Zaragoza

El lío de Soro, que no juega, su renovación... Lalo obligado a salir al corte

El responsable del área deportiva del Real Zaragoza intentó hoy diluir el atisbo de polémica que gira alrededor de la joven promesa: "No hay caso Soro", dijo.

Lalo Arantegui y Alberto Soro, al inicio del entrenamiento del pasado viernes, previo al viaje a Reus.
José Miguel Marco

Alberto Soro, el joven mediapunta cincovillés del Real Zaragoza, lleva irradiando noticias, sensaciones positivas y aura de gran futbolista desde que la pretemporada empezó a tomar velocidad en Boltaña hace mes y medio. Llegó al último amistoso de verano, ante el Levante en el Trofeo Ciudad de Zaragoza, con papel de titular y con el aval de haber anotado 4 goles en los duelos preparatorios, un par de ellos ante rivales de Primera como la Real Sociedad y el Leganés. Pero, con el inicio de la competición oficial, Soro se cayó de ese escalafón. No jugó nada ante el Rayo Majadahonda y el pasado sábado, en la 2ª jornada, fue de nuevo suplente para debutar, simbólicamente, en los últimos 6 minutos. Una vez en marcha la liga de Tercera División, lugar que según los planes iniciales debería ser su ubicación base a criterio del área deportiva, fue un signo llamativo que no se desplazara el domingo por la tarde a Tarazona para ser alineado por el RZD Aragón, circunstancia que cabía sin ningún inconveniente ni forzamiento extraordinario.

Soro ha sido la sensación del verano zaragocista. Como ha repetido Imanol Idiakez un par de veces últimamente, ha pegado fuerte en la puerta del primer equipo y la ha abierto con hechos. Y esta feliz e inesperada noticia ha obligado al club, a los responsables del área deportiva, a plantearse una novación de su contrato, que se firmó ya modificado respecto del anterior al principio de la pasada temporada, hace pues un año. Esa modificación contractual aún no se ha acordado con el jugador, con su entorno ni con su representante. No es un hecho consumado a día de hoy.

Con todos estos ingredientes metidos y agitados en la coctelera del día a día en los despachos y vestuario zaragocistas, en las últimas fechas, visto lo acaecido en el inicio liguero con la escasísima participación de un Soro que venía como un tiro hasta el día del Majadahonda, a Lalo Arantegui y José Mari Barba, los dos responsables del ámbito futbolístico del Real Zaragoza les ha surgido un runrún alrededor que les resulta molesto: da la sensación de que Soro no está jugando porque no modifica su contrato, que debería incluir, sobre todo, una cláusula de traspaso mucho más alta de la que tiene ahora (de momento, no hablaremos de cifras para no herir sensibilidades) y que es la que se escribió negro sobre blanco hace 11 meses, antes de esta eclosión del chaval.

Lalo, en su rueda de prensa de este lunes tras presentar oficialmente a Álvaro Vázquez, quiso disolver cualquier manantial de polémica al respecto. Por otros grifos permeables y dúctiles, ya lo había hecho algunas horas antes por la urgencia del asunto. "No hay caso Soro", dijo con solemnidad el director deportivo en el tramo de su discurso que dedicó al joven canterano. "Sobre su contrato, se está hablando de una situación que, realmente, no existe. Es verdad que terminaba contrato el año anterior, pero después de unas negociaciones con él y con su anterior agente, se renovó ese contrato hasta el 30 de junio de 2020. Hay mucha tranquilidad por ambas partes. Hay un entendimiento total. La familia es zaragocista. El chico es zaragocista. Todos quieren continuar aquí. Para mí, no hay tema Soro", prosiguió describiendo Arantegui.

"Viene del equipo Juvenil, ha mostrado un potencial. Pero en el primer equipo se va a encontrar una competencia muy alta. A partir de ahora, Imanol Idiakez cuenta tanto con la plantilla del primer equipo como con la del filial para hacer sus alineaciones y, el que mejor esté, va a jugar", añadió Lalo. "Sí que es verdad que, a igualdad de condiciones, siempre tiraré hacia un jugador de cantera. Porque ése es uno de los principios de este equipo. Pero, ahí ya, una vez que se entrena con el primer equipo, se tiene que demostrar por encima de los demás. Igual que cualquier otro. Una vez que tenemos un futbolista que se pone la camiseta del Real Zaragoza, son todos iguales", recalcó el ejecutivo aragonés.

"Soro, lo que necesita es jugar. Lo mismo que he dicho de Raí, lo digo para Soro, o para Clemente, para todo los chicos del filial que han estado este verano con el primer equipo. No es lógico que un chico joven esté jugando 5 minutos si va convocado o nada si no va convocado. Han de jugar domingo tras domingo, pues son nuestro patrimonio. Y nuestro patrimonio lo tenemos que cuidar", remató su discurso Lalo Arantegui, dejando así patente la versión del Real Zaragoza al hilo de la situación de Alberto Soro.

Atrás quedan casos recientes que, por similitud, han alimentado este aura de cierta polémica que se ha procurado amainar por parte del club. El propio Soro, hace un año, estuvo unas semanas en una situación atípica entre el Juvenil y el filial, sin jugar con normalidad, y todo se engrasó cuando firmó su nuevo contrato. Antes, a Raí Nascimento le sucedió algo parecido, aquella serie de semanas donde siempre viajaba con el primer equipo, nunca jugaba y era el descarte de 19, pero tampoco podía ser alineado en el equipo B por estar en Tenerife, Granada, Elche, Almería o ciudades alejadas de Zaragoza, sin disputar minutos ni con unos ni con otros... hasta que renovó. El brasileño, item más, el año pasado no solo no jugó en el primer equipo más que dos ratos en la Copa, sino que cuando se le sugirió bajar al filial tampoco fue alineado, de manera ilógica, en el equipo de Segunda B.

En otros clubes, caso del Athletic de Bilbao que es noticia actualmente por ello, estos asuntos se tratan de manera frontal y sin problemas por admitirlos. El caso del portero Remiro es, ahora mismo, un caso palmario. No juega y no va convocado porque no se logra un acuerdo de renovación con el club. El año pasado le ocurrió lo mismo en Bilbao a otro guardameta, Kepa Arrizabalaga, ahora en el fútbol inglés. Son modos y maneras distintas de acometer públicamente situaciones gemelas en origen y desarrollo.

Etiquetas
Comentarios