Despliega el menú
Real Zaragoza

Primera diana ante el Huesca. Ahora, la segunda: el Rayo Vallecano

El Real Zaragoza tras engancharse en firme a la pugna por el ascenso en León, tenía por delante 4 partidos clave ante los primeros: Huesca, Rayo, Sporting y Cádiz. El primero ya lo ha ganado.

Javi Ros acaba de marcar el gol ganador del Real Zaragoza ante el Huesca... primera diana perfecta ante uno de los primeros clasificados.
Javi Ros acaba de marcar el gol ganador del Real Zaragoza ante el Huesca... primera diana perfecta ante uno de los primeros clasificados.
Toni Galán

El triunfo del Real Zaragoza frente al Huesca supone la primera diana en las cuatro partidas especiales que tiene ante sí el equipo blanquillo para, si es certero, conseguir que sus opciones de ascenso directo el 3 de junio abarquen un amplio porcentaje de éxito. El 1-0 del sábado pasado ante los oscenses fue un magnífico '10' en el acierto zaragocista en el blanco, una victoria con derivadas muy positivas para sus expectativas en la recta final del campeonato.

Porque, cuando el Real Zaragoza volvió la semana pasada de León con el 0-1 obtenido ante la Cultural Leonesa, asentado ya en la 6ª posición en la tabla y pisando terrenos de promoción de ascenso con poso y personalidad (sobre todo, de cara al resto de competidores, que ya vieron entonces a los aragoneses como un aspirante que va en serio y no funciona por casualidad o coyunturalmente), tenía ante sí 4 partidos clave para poder soñar con lo mejor. Eran los que lo iban a enfrentar, en las 9 últimas jornadas del torneo liguero, a los 4 primeros clasificados, el grupo de destacados en el último mes y medio que marca el ritmo de la cabeza de la liga: Huesca, Rayo Vallecano, Sporting de Gijón y Cádiz.

Ser certero en esas cuatro citas, lograr abatir en esos días especiales a los precedentes en la tabla, pasaba a ser en ese momento un asunto crucial en la estrategia de éxito del Real Zaragoza. Los de Natxo González saben que, si son capaces de hacer diana en ese póquer de compromisos, habrán dado varios pasos de gigante para hacer realidad el sueño (imposible, quimérico a principios de febrero) de retornar a Primera División en 54 días. Y el primer tiro al blanco ha sido perfecto, tumbando al Huesca -ahora 3º pero líder durante media liga- en La Romareda. Se trata, obviamente, de seguir sumando de 3 en 3 y, en estos duelos directos con los antecesores, recortar de una sola tirada la distancia con lo más alto del escalafón. Jugadas de valor doble, múltiples bonus.

Ahora, sin apenas respiro, llega el segundo duelo de este mismo rango: el domingo próximo, en Vallecas, ante el Rayo. Los madrileños son colíderes, empatados con el Sporting (que actualizará el calendario el jueves, cuando dispute ante el Albacete el partido aplazado hace unos días en El Alcoraz). El Real Zaragoza partirá, al inicio de este encuentro de máxima relevancia, con 6 puntos de desventaja con los franjirrojos. Si vuelve a repetir su diana, el equipo que dirige Natxo se quedaría a tiro de piedra de los rayistas. Ese es el valor de estos lances, cuyo efecto contrario, en caso de fallar, no hace falta explicarlo porque es radicalmente opuesto, por motivos matemáticamente obvios.

Importan todos los puntos en juego hasta el último día. Cada uno de los 24 que faltan son oro de los máximos quilates. Pero, a diferencia de los partidos que el Real Zaragoza dirimirá contra el Almería, el Reus, el Albacete, el Valladolid (a expensas, éste, de cómo evolucione el torneo) y el Barcelona B, todo el mundo tiene subrayado en rojo los enfrentamientos de Vallecas, en La Romareda ante el Sporting de Gijón y en el Carranza frente al Cádiz. Estos tienen premio extra, doble efecto beneficioso para los planes zaragocistas.

Los blanquillos ya llevan una diana de una en sus retos mayúsculos, la lograda ante el Huesca hace unas horas. Cien por cien de acierto en la tarea de recortar decisivamente el terreno que lo separa de los escapados en la tabla. Le faltan tres más. La siguiente, enseguida, aguarda en la Avenida de la Albufera (esquina con Payaso Fofó) de Madrid. Ahí está el mítico campo de Vallecas. Y ahí se jugará el Real Zaragoza el domingo a las 18.00 una parte importante del grado y el calibre de su éxito, del posible futuro inmediato en una dimensión superior, la necesaria y anhelada.

Etiquetas
Comentarios