Despliega el menú
Real Zaragoza

Quedan 99 partidos... con 29 (o 35) duelos directos entre los 12 de cabeza

Sp. Gijón, Rayo, Huesca, Cádiz, Granada, Zaragoza, Valladolid, Numancia, Osasuna, Oviedo, Tenerife, Lugo y, tal vez, Albacete, jugarán entre sí un tercio de los partidos que restan de liga.

La plantilla del Real Zaragoza, sonriente y feliz tras el triunfo en León, al inicio del primer entrenamiento de la semana, este martes en la Ciudad Deportiva.
La plantilla del Real Zaragoza, sonriente y feliz tras el triunfo en León, al inicio del primer entrenamiento de la semana, este martes en la Ciudad Deportiva.
Oliver Duch

Quedan 9 jornadas para la conclusión de la liga de Segunda División, 27 puntos en disputa. Es decir, restan por jugarse 99 partidos para resolver el jeroglífico de la clasificación final. A este punto de la temporada, hasta 12 equipos han llegado inmersos en la pelea por el ascenso directo (lo obtendrán los 2 primeros) o la pugna de la promoción, donde se subasta la 3ª plaza del éxito que lleva a Primera en una doble eliminatoria a doble partido que dirimirán los clasificados entre el 3º y el 6º puesto.

Sporting de Gijón, Rayo Vallecano, Huesca, Cádiz, Granada, Real Zaragoza, Valladolid, Numancia, Osasuna, Oviedo, Tenerife y Lugo son la docena de aspirantes que hoy en día tienen legitimidad para creer en su final feliz el 3 de junio. Dependiendo del resultado que se dé en el partido aplazado entre Huesca y Albacete el pasado fin de semana, podrían ser hasta 13 los implicados en un esprint masivo en pos de las 6 plazas más deseadas de la Segunda División: si los albaceteños lograsen ganar en El Alcoraz, también se engancharían en puntuación de optantes a los 'play off'.

El punto de partida es el siguiente: los tres primeros, Sporting, Rayo y Huesca, tienen hoy 58 puntos. El 4º en la tabla, el Cádiz, 56.

Ahí surge un leve corte. El 5º y el 6º, Granada y Real Zaragoza, están en 52, asentados en el escalón de la promoción.

Y absolutamente pegados vienen el 7º y el 8º, que son Valladolid y Numancia, con 51. Otro dueto, el 9º y el 10º, el Osasuna y el Oviedo, viajan con 50 puntos. Quien ocupa la plaza 11ª, que es el Tenerife con 49 puntos, resulta que está a tiro del Zaragoza y el Granada, o sea, del 5º puesto. Y hasta el 12º, el Lugo, con 48, lleva ritmo de carrera con posible éxito final.

Y aquí asomaría el Albacete, en virtud de lo que sea capaz de hacer en Huesca, pues es el 13º con 44 y, por ello, aspira a alcanzar en el ras virtual de esta jornada aplazada para ellos los 47 puntos.

Sin el Albacete, 29 partidos de los 99 son duelos directos

Los 12 implicados actualmente en la pelea firme por el ascenso tienen por delante 29 partidos entre ellos de los 99 que restan. Es decir, un tercio.

La próxima jornada, hay 3: Real Zaragoza-Huesca, Granada-Osasuna y Lugo Oviedo.

En la jornada 35ª surgirán otros 3: Valladolid-Sp. Gijón, Rayo Vallecano-Real Zaragoza y Numancia-Lugo.

En la 36ª, de nuevo habrá 3 enfrentamientos por lo alto: Cádiz-Sp. Gijón, Tenerife-Huesca y Oviedo-Valladolid.

La jornada 37ª, que girará alrededor del 29 de abril, se presenta apasionante, con 5 choques del pelotón cabecero: Valladolid-Cádiz, Rayo Vallecano-Tenerife, Huesca-Granada, Osasuna-Lugo y Numancia-Oviedo.

La 38ª fecha liguera anuncia otra terna de duelos vibrantes en las alturas: Real Zaragoza-Sp. Gijón, Granada-Rayo Vallecano y Numancia-Valladolid.

La 39ª tiene 2 envites de este calibre: Cádiz-Real Zaragoza y Osasuna-Oviedo.

La 40ª y antepenúltima jornada tendrá en su escenario otros 3 más: Tenerife-Sp. Gijón, Lugo-Huesca y Numancia-Osasuna.

La penúltima, la 41ª, verá cómo se disputan hasta 4 encuentros entre estos galgos: Real Zaragoza-Valladolid, Cádiz-Tenerife, Sp. Gijón-Granada y Rayo Vallecano-Lugo.

Y para el día del juicio final, la 42ª jornada y definitiva, quedan programados los 3 últimos bajo estas coordenadas: Granada-Cádiz, Oviedo-Huesca y Valladolid-Osasuna.

Con el Albacete, la cifra aumenta a 35 de los 99 partidos que faltan

Si el Albacete acabara enlazando finalmente con el grupo cabecero, la cifra de 29 aumentaría a 35 de los 99 partidos que restan hasta el final de la liga enfrentando a rivales directos en la pugna por el ascenso.

Esto es así porque los manchegos tienen pendientes, contando el aplazado ante el Huesca que genera esta distinción, 7 partidos contra el grupo de privilegio: ante Rayo Vallecano, Sp. Gijón, Cádiz, Valladolid, Real Zaragoza y Tenerife, además del de los oscenses. El cuadro albaceteño tiene, por lo tanto, un programa que puede convertirlo en protagonista máximo de la algarada final por el ascenso, pues son 7 de sus 10 partidos pendientes en los que van a tener en frente a equipos de la zona noble.

Prácticamente todos juegan partidos de este rango en la mitad de sus compromisos

Son tantos los duelos directos que aún faltan por acometerse en el litigio por el ascenso a Primera que, analizando los calendarios particulares de los implicados, aparece el curioso dato de que la mayoría de ellos tienen la mitad de sus 9 partidos pendientes dentro de esa bolsa de choques entre rivales de la zona alta de la clasificación.

Sin contar al Albacete, el que más partidos tiene ante sí de este calibre es el Valladolid, con 6.

El bloque más amplio es el de 5 partidos cara a cara con adversarios en la oposición por subir de categoría. Ahí están el Sporting de Gijón, el Huesca, el Cádiz, el Granada, el Real Zaragoza, el Osasuna, el Oviedo y el Lugo.

Únicamente se quedan, ligeramente, por debajo del umbral de la mitad de enfrentamientos de este pelaje, con 4, el Rayo Vallecano, el Numancia y el Tenerife.

Si, al final, fuera necesario incluir al Albacete en el grupo de esprinters, el Valladolid subiría su nivel a 7. Y alcanzarían los 6 partidos directos el Sp. Gijón, Huesca, Cádiz y Zaragoza.

Con 5 se quedarían Granada, Osasuna, Oviedo, Lugo y Tenerife.

Y el que menos se abollaría en la pelea frontal en la cima de la clasificación sería el Numancia, que seguiría solo con 4 partidos directos, pues ya ha jugado los dos con los albaceteños.

Una múltiple combinatoria que hace imposible calcular con una mínima precisión el futuro: todo puede suceder

Ante tal maremágnum de combinaciones posibles de resultados, de carambolas de inmensas trayectorias que pueden afectar a la puntuación de todos los equipos sumergidos en la pelea por ascender de una u otra forma (directamente o a través de la promoción), es imposible establecer a estas alturas con cierto sostén algebraico cuáles son las opciones reales de los clubes en la pugna por el ascenso. Realmente, dependiendo del tino que tengan en esas 'finales' a discreción que todos van a tener que jugar contra sus 'iguales' o 'semejantes', cabe asegurar que puede suceder aún de todo.

Tan legitimado está el Real Zaragoza para pensar en el ascenso directo, como opciones tiene de caerse de bruces fuera de la promoción. Y donde dice Real Zaragoza en esta frase, puede escribirse Granada, Cádiz, Valladolid, Numancia... Todo es un pañuelo, abrazado por el puño del manojo de afectados, que dependen todos de sí mismos por motivos obvios.

Hasta los tres que andan ligeramente destacados con 58 puntos, Sporting, Rayo y Huesca (los altoaragoneses, con la bala de plata del partido pendiente con al Albacete en la recámara), no pueden despistarse lo más mínimo pues según les vaya en los partidos clave ante los contrincantes de la parte alta, podrían quedar en riesgo de perder la ventaja que poseen en un breve espacio temporal.

Hecho este análisis y este diagnóstico, cabe colegir que nos aprestamos a vivir un final de temporada apasionante en la Segunda Division española. Con los dos equipos aragoneses, Huesca (3º) y Real Zaragoza (6º) permitiendo soñar a la afición que es posible que en junio pudiera darse un histórico doble ascenso a Primera de ambos. Espacio y combinaciones de resultados hay de sobra para ello.

Etiquetas
Comentarios