Real Zaragoza

Natxo ya tiene a todos

El técnico del Real Zaragoza cuenta con la plantilla al completo para diseñar el partido contra Osasuna. Pombo y Grippo, cumplida su sanción, apuntan a regresar al once.

Natxo González, en un entrenamiento del Real Zaragoza.
Natxo ya tiene a todos
Toni Galán

El partido contra Osasuna emerge en plena explosión de resultados y sensaciones del Real Zaragoza. En un punto de la temporada que solo puede mejorar con nuevas y más victorias. Este sábado, el equipo de Natxo González visita El Sadar en disposición de acceder por primera vez a las posiciones de promoción. Una victoria le mete dentro. La cita reúne una trascendencia única.

Un triunfo de tal envergadura, frente a un rival directo, en ese escenario y en este preciso momento acreditaría al Zaragoza como un equipo capaz de todo en la recta final de la temporada. El encuentro vale su peso en oro. Por eso, cobra aún más valor el camino hacia el choque de mañana. Una semana de entrenamiento en la que Natxo González puede contar con toda la plantilla al completo. Los 23 futbolistas habituales en el primer equipo están aptos para jugar mañana contra Osasuna. Un noticia perfecta justo en los preliminares de uno de los partidos más relevantes de la temporada.

Ayer, Natxo González ya pudo contar en el entrenamiento con Julián Delmás, renqueante desde el sábado pasado por un golpe en un tobillo. También trabaja con normalidad ya Javi Ros, baja en los últimos partidos por una lesión muscular. Además, el técnico recupera a Pombo y Grippo, sancionados contra el Lorca. Buff y Toquero ya tienen una semana más de carga tras superar diversos problemas durante la semana pasada… Es decir, Natxo González tiene una baraja de 23 cartas para configurar la lista de convocados que hoy viajará a Pamplona para jugar mañana frente a Osasuna.

Deberá efectuar, por lo tanto, cinco descartes por razones técnicas. Hacía muchas semanas que el entrenador del Real Zaragoza no gozaba de un catálogo de recursos tan amplio para diseñar la arquitectura de un partido.

Para Pamplona, el técnico prepara un once sostenido por los hombres habituales de las alineaciones de la segunda vuelta. En este sentido, Grippo y Pombo, bajas hace una semana, apuntan a regresar a la titularidad, en perjuicio de Mikel González y Papunashvili. El georgiano entrenó ayer a medio gas, pero no sufre ningún problema mayor, por lo que Natxo espera contar con él en Pamplona.

Así, la formación del Zaragoza contra Osasuna se intuye en de este modo: Cristian Álvarez en la portería; Benito y Lasure en los carriles defensivos; Perone y Grippo como pareja de centrales; Eguaras como inspirador del juego en el mediocentro; Zapater y Guti como escuderos en el rombo; y Febas como centrocampista avanzado. Arriba, en ataque, Borja se reencontraría con Pombo. Además, para la lista son fijos cuatro hombres: Álvaro Ratón, Oliver Buff, Mikel González y Papunashvili.

Las otras tres plazas están más abiertas. Delmás o Ángel, uno de los laterales, con el diestro en ventaja (pues Benito puede jugar en la izquierda ante cualquier eventualidad) se juegan una plaza. Toquero es candidato preferente a otra. La última silla de la lista podría ser para Javi Ros si está con el rodaje de entrenamientos adecuado tras superar su lesión. A esa plaza también optan Vinicius o Alain Oyarzun. Menos opciones tienen Verdasca y Jesús Alfaro de estar en la lista para jugar contra Osasuna.

Etiquetas
Comentarios