Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Real Zaragoza

Borja Iglesias, sin querer, entra en la historia zaragocista por sus penaltis fallados

Ningún futbolista marró tres penas máximas en la misma temporada, mucho menos en tres partidos seguidos en casa y en la misma portería.

Actualizada 12/02/2018 a las 17:06
Borja Iglesias, en el momento de fallar el primero de los tres penaltis consecutivos del último mes, en este caso ante el Tenerife (lo envío al poste).Toni Galán

Borja Iglesias ya tiene un hueco fijo en la historia, en las curiosas efemérides que se reúnen en la más que octogenaria vida del Real Zaragoza. No es por algo brillante, pero de todo tipo de curiosidades hay en las estadísticas de un equipo o una competición. Y es que el delantero zaragocista falló este domingo el tercer penalti consecutivo, en tres partidos encadenados en La Romareda. Algo, lo de desaprovechar 3 penas máximas en una misma temporada, que nadie había protagonizado hasta ahora. De repente, cuando hasta hace un mes Iglesias se había mostrado infalible desde los once metros, anotando los cuatro anteriores que había lanzado (más otro en Copa, hacen cinco), la inspiración lo ha abandonado hasta consumar un hecho inédito. Cosas del fútbol, de la vida, del destino. 

El '9' blanquillo ha marrado en 30 días un triplete de penas máximas ante el Tenerife, el Córdoba y el Lugo. La primera la tiró al palo y las otras dos se las pararon los porteros, Kieszek el cordobés, Juan Carlos el lucense. 

Hasta este domingo, con sus dos primeros fallos Borja Iglesias estaba en el compartimento estadístico de Fernando Soriano. El aragonés no atinó a marcar dos penaltis en la temporada 2002-03, cuando el Real Zaragoza jugó en Segunda División y ascendió de la mano de Paco Flores en el banquillo. Aquel año, el mediapunta aragonés falló dos veces, también en las porterías de La Romareda, uno frente al Badajoz y otro contra el Albacete. Soriano alternó los lanzamientos de penales con Yordi, y su récord fue de 3 anotados y los 2 citados echados a perder. 

Si se sigue buceando hacia atrás, hay que llegar hasta la temporada 1994-95, de brillantes recuerdos por el éxito europeo de la Recopa, para encontrar a otro jugador con dos penaltis malogrados: el mítico Santiago Aragón, que también tuvo mál el punto de mira en dos penas máximas en La Romareda, una ante el portero del Sporting de Gijón y otra ante el del Albacete. El centrocampista malagueño alternó esa campaña los lanzamientos con Higuera y Esnáider. 

Varios pasos más allá en el tiempo, se alcanza la temporada 1989-90, con Radomir Antic en el banquillo y el Zaragoza paseándose por Europa. Ahí, el doble fallo lo cometió Juanito, el central canario internacional, que tiró mal los dos últimos de la temporada, uno en casa ante el Celta y otro en El Molinón, frente al Sporting de Gijón. Ese año, además, lanzaron los penaltis Pardeza y el portero Chilavert, en aquel famoso episodio con la Real Sociedad en La Romareda, donde al paraguayo lo batieron desde medio campo (Goicoechea) cuando volvía pausadamente celebrando su gol desde los once metros en la portería adversaria.

En el curso 1988-89, fue el legendario internacional Juan Señor quien desaprovechó dos penaltis, los dos en casa, uno frente al Espanyol y otro en la portería del Real Madrid. Entonces, alternaba este tipo de ejecuciones con el citado Juanito.

En la liga 1987-88, el fallo doble de penalti tuvo dos protagonistas: Juan Señor y Rubén Sosa, que pifiaron dos cada uno. El centrocampista madrileño, en Pamplona y en el Camp Nou ante el Barça. El ariete uruguayo, también en Pamplona (ante el Osasuna, el Zaragoza falló dos penas máximas en una dolorosa derrota por 4-1) y, antes, en La Romareda frente al Sporting de Gijón.

Otro mítico jugador blanquillo también está en ese elenco de dos penaltis errados el mismo año: el referido Radomir Antic, en su época en activo antes de regresar más tarde como técnico. En la liga 1978-79, con su paisano Vujadin Boskov en el banquillo, el entonces yugoslavo falló en el Camp Nou ante el Barcelona y en La Romareda contra el Hércules. Ese año también lanzaron penas máximas Pichi Alonso, Lasa y Juanjo.

La lista sigue hasta tiempos inmemorables. Desde ahora, en 2018, a este reparto de jugadores con dos fallos desde el punto de penalti en un mismo año deportivo, hay que anteponerle otro rango nuevo: el de los tres, que acaba de inaugurar Borja Iglesias. Un estadillo singular que, inevitablemente, forma parte de la vida de un club. 

A Borja Iglesias le cabe aplicar un lenitivo a su mala racha puntual: ninguno de sus tres errores ha supuesto quebranto alguno para su equipo. Y es que el Real Zaragoza, pese a lo sucedido, fue capaz de ganar los tres partidos de los marros: 1-0 al Tenerife, 1-0 al Córdoba y 2-0 al Lugo, aquí con un gol del mismo Borja Iglesias en una jugada combinada. Un alivio moral para el gallego, sin duda.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo