Real Zaragoza

Borja Iglesias: "Si me dejan volveré a lanzar un penalti"

El delantero gallego del Real Zaragoza habla de su momento y asegura no estar obsesionado con el gol

Borja Iglesias, en un entrenamiento del Real Zaragoza en la Ciudad Deportiva.
Toni Galán

A Borja Iglesias se le ha enredado la inspiración con el desacierto en las últimas meses y se ha sumergido en una de esas depresiones de gol que sufren, de tanto en cuanto, los delanteros goleadores. La gente de su estirpe. Borja no está bien y su fútbol le delata. Sus dos penaltis consecutivos fallados, contra Tenerife y Córdoba, son la alarma sonora de esa crisis que, sobre todo, se detecta en aquellos órdenes del juego donde Borja se ha convertido en un filón para el Zaragoza. No lo goles, sino su trabajo ofensivo, sus apoyos, su sentido asociativo… Aspectos ahora resentidos, pero que el gallego confía en resolver cuanto antes. Personalidad no le falta: “Yo me veo bien, al final sé que esto son rachas. Cada uno tiene su momento. Las rachas están presentes incluso en los entrenamientos, tienes dos días donde te sale todo, el tercero nada y el cuarto vuelves a estar bien. Es normal... sin presión".

Borja aseguró no estar alicaído ni tensionado. “No me obsesiono. Es cierto que creamos más peligro y quizá yo tenga menos ocasiones pero, insisto, hay momentos en los que te llega el balón con más facilidad que otros. Me da igual marcar. Firmo ganar 1-0 todos los partidos con gol de Pombo", explicó. Tampoco ofreció dudas al subrayar que si hay un penalti en Alcorcón, no se esconderá: "Si hay penalti, y el míster me deja, lo tiro yo. Sigo creyendo que los tiro bien. Si me silban por fallar, entra dentro del juego pero prefiero que me piten por eso que por algo más complicado de cambiar. No me obsesiono, intento ver las cosas con tranquilidad".

Borja apuntó que no es la primera vez que yerra dos penaltis consecutivos: “Me ha pasado incluso fallando el segundo para un ascenso. Algo que es peor. No le busco explicación cuando meto dos seguidos, así que tampoco lo hago cuando fallo”, indicó este miércoles. El goleador del Zaragoza también se refirió a sus compañeros de ataque. “Se está siendo muy injusto con Vinicius. Él quiere marcar, como todos, pero hace muchas cosas por los compañeros. No he coincidido con nadie que me tratase tan bien en un vestuario cuando él no juega y lo hago yo. Además, aporta mucho en el campo y se merece toda la confianza que le podamos dar", le apoyó.

También celebró el buen momento de Pombo, su socio ahora en ataque. “Jorge es un gran jugador, que me facilita mucho la vida. Hay que darle cariño" afirmó.

Etiquetas
Comentarios