Real Zaragoza

Borja Iglesias acapara más de un tercio de la rueda de prensa de Natxo

El estado anímico del delantero titular del Real Zaragoza, su pérdida de olfato goleador, sus dos penaltis seguidos fallados... ejes de conversación con el entrenador vitoriano.

Borja Iglesias, en una fase del entrenamiento de este viernes en la Ciudad Deportiva.
Toni Galán

Volver a recuperar al Borja Iglesias de los primeros dos meses de competición. Ése es un objetivo clave para Natxo González en este momento puntual de la liga. El delantero centro titular del Real Zaragoza vive un tramo de competición que requiere de un reseteo mental y futbolístico que lo vuelva a poner en la mejor onda de frecuencia con el resto del equipo y, sobre todo, de cara a su rol como goleador principal de la plantilla. El último partido ante el Córdoba significó la elaboración de una fotografía de Iglesias que trasladó cierta preocupación al zaragocismo. No tanto por el hecho de que fallase su segundo penalti concatenado en 15 días o porque lleve tres meses y medio sin cantar un gol en La Romareda (donde solo ha anotado de pena máxima hasta ahora), sino porque Borja dejó detalles de cierto desasosiego, de un desacierto provocado por una presión que hasta ahora no le había afectado en ningún caso con anterioridad.

Por eso, Borja Iglesias acaparó casi 5 minutos de la rueda de prensa de Natxo en la previa al duelo de este sábado en Alcorcón. Un tercio de la misma. Y el entrenador vasco lanzó al aire asideros amables para que el punta gallego pueda reengancharse sin problemas a la normalidad a partir de este partido en el campo de Santo Domingo. "El otro día, Borja transmitió en rueda de prensa que está tranquilo. Dijo que los penaltis, si yo le dejo, los volverá a tirar. Y yo estoy tranquilo si él está tranquilo", comenzó analizando Natxo.

El preparador zaragocista desarrolló su diagnóstico con más detalles. "Todos sabemos que viene de fallar dos penaltis. Que no está en ese pico de forma con el que comenzó la temporada. Pero yo creo que la fase mala ya la ha pasado. Creo que la tuvo antes de Navidad, donde se le acumularon ahí muchas cosas. Ya le dije hace un par de semanas que vamos a volver a ver al mejor Borja. Lo que pasa que, si eso no se traduce en goles, parece que no es una realidad. Porque, al final, el delantero vive de eso", expuso González.

Natxo mostró su voluntad de apoyar al delantero sin duda alguna. "Yo a Borja lo vuelvo a ver con esa frescura... dando soluciones al equipo como al comienzo de la temporada. Pero es verdad que ha tenido ahora dos situaciones puntuales de fallar dos penaltis consecutivos y eso hay que tener capacidad para asumirlo", razonó antes de rematar su evaluación de este delicado momento que Borja Iglesias debe superar. "El otro día, en el partido contra el Córdoba, yo creo que le pesó un poco el fallo. Porque es un chico muy responsable. Y el hecho de pensar que llegábamos a los últimos minutos, como el día del Tenerife, apurados por no haber hecho él el gol de penalti, le afectó", concluyó el técnico.

La figura de Borja Iglesias es, desde esta cita en Alcorcón, un punto neurálgico del pretendido y ansiado renacer del Real Zaragoza.

Etiquetas
Comentarios